COPE

El misterio de las 'pelusillas' del ombligo: cómo surgen y cómo evitarlas

No son nocivas para la salud, pero su presencia puede resultar incómoda... Aquí te contamos algún truco para reducir su aparición, además de alguna curiosidad sobre ellas

OMBLIGO

Ombligo de mujer con piercing.RzlBrz007700 (Pixabay)

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 29 sep 2021

¿Alguna vez te has sorprendido con una pequeña bola de pelusa en tu ombligo? No es una situación inusual, pero sí muy curiosa cuyo origen ha generado mucho debate hasta que, en 2001, un profesor de la Universidad de Sidney realizó un estudio sobre estas 'pelusillas'. Es el doctor Karl Kruszelnicki, que se llevó, once años después, el Premio Ig Nobel, una parodia de los galardones que entrega la Academia Sueca que reconocen a los científicos que "primero hacen reír a la gente y luego, la hacen pensar".

Kruszelnicki concluyó, en su estudio, que la pelusa que surge en el ombligo consiste, principalmente, en las fibras sobrantes de la ropa, mezcladas con piel muerta y algo de vello. Llega al ombligo debido a la fricción del vello corporal con la ropa y se desplaza "de abajo arriba". Además, las mujeres tienen menos 'pelusilla' que los hombres debido a que su vello corporal es más fino.

¿Cómo evitar las 'pelusillas' del ombligo?

En 2009, otro investigador, el químico Georg Steinhauser publicó un estudio basado en medio millar de muestras de 'pelusillas' de su propio ombligo. De su análisis, este científico alemán concluyó que, además de fibras de ropa, las bolas contienen componentes como grasa corporal, sudor, polvo... Y bacterias. Muchas bacterias. A pesar de ello, las bolitas de pelusa en el ombligo no son nocivas para la salud.

Sin embargo, su presencia sí puede resultar incómoda. Según el propio doctor Steinhauser, se puede reducir su aparición mediante la depilación de la zona abdominal. También pueden ser útiles accesorios decorativos como los piercings.

Curiosidades sobre las 'pelusillas'

Además de para debates en torno a su origen, las 'pelusillas' han dado, incluso, para una entrada en el libro Guinness de los Récords. Es la de Graham Baker, un australiano que ha acumulado más pelusa umbilical que nadie en el mundo, tras comenzar la colección de su propia 'pelusilla' desde 1984. Además, la revista 'Medical Hypotheses' ha establecido que, estadísticamente, las pelusas pesan entre 1,20 y 1,29 miligramos; aunque el promedio sube hasta los 1,82, debido a que, en su investigación, se encontraron algún ejemplar de mayor magnitud.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo