Boletín

Una mujer es asesinada en Jaén de varios golpes en la cabeza por su marido

El hombre ha sido detenido como presunto autor de la agresión que tuvo lugar en el domicilio familiar

Audio

Antonio Agudo
  • item no encontrado

Barrio de Santa Isabel, Jaén

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:32

“La tenía que haber matado antes por p…” era lo que balbuceaba, una y otra vez, el marido de la víctima al ser detenido por la Policía Nacional en el domicilio del matrimonio después de que su hija descubriera el cadáver de la madre, de 73 años, en un charco de sangre y con la cabeza destrozada a golpes.

El suceso, según la Policía, se conoció cuando a las 12,10 horas de este domingo se recibía la llamada de alerta en el 112 informando de lo ocurrido en una vivienda unifamiliar de la calle Francisco Ayala, en el número 13 de la popular barriada de Santa Isabel en Jaén capital

Hasta allí se desplazaron los agentes  que confirmaron la presencia del cadáver de la mujer con evidentes signos de violencia y en una habitación, encerrado, el marido de la víctima que no paraba de repetir que “debería haberla matado antes…”. El hombre fue detenido por los agentes y trasladado a dependencias policiales. Mientras que un médico forense y el juez de guardia se desplazaban al lugar para levantar el cadáver y posteriormente llevarlo al Instituto de Medicina Legal (IML) para practicarle la autopsia.

La fallecida se llamaba Dolores L.R. nació en Jaén en el año 1943, tenía 73 años y estaríamos ante la primera victima de violencia de género en la provincia en lo que va de año. En un primer momento se pensó que la causa de la muerte se debía a un disparo en la cabeza pero, posteriormente, se descartó esa hipótesis y todo apunta a que las heridas fueron provocadas por los golpes de una barra de hierro. También los agentes barajan la posibilidad, que tendría que confirmar la autopsia, que la muerte se produjo hace dos o tres días

El juzgado de instrucción número de 4 de Jaén es el encargado del caso y no existían denuncias anteriores por maltrato. Estaban en trámites de separación y sí que parece ser que la mujer se había marchado de casa unos días antes.

Lo más