FAUNA SALVAJE

El lince ibérico sale de la casilla “en peligro de extinción” y pasa a “especie vulnerable”

El enorme esfuerzo para recuperar a este esquivo felino está dando sus frutos. Las 160 hembras reproductoras existentes dan a la especie esperanza

Cachorros de lince
Antonio Agudo
  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 feb 2020

Sacar al lince ibérico de una extinción casi segura no ha sido gratis. En las últimas décadas se ha dedicado un enorme esfuerzo científico, humano y económico para garantizar la continuidad de esta especie que pasaba por ser el felino más amenazado de todo el continente europeo. Los sucesivos programas de reintroducción y cría en cautividad que se han venido desarrollando en Andalucía. Sobre todo en Doñana, sierras de Cardeña Montoro en Córdoba y en Andújar y Despeñaperros en Jaén han permitido recuperar el número de ejemplares en libertad que estaban en un punto de no retorno.

Tanto es así que desde la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta se va a presentar ante la Comisión Europea del proyecto definitivo del lince ibérico, que pasa a llamarse 'Lynx Connect' y que cuenta con una inversión de alrededor de 18,5 millones de euros para el periodo 2020-2025.

 


 


 

El proyecto persigue que, durante el periodo de ejecución, la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN) recatalogue el lince para que pase de estar declarada especie en peligro de extinción a especie vulnerable' Un reto que se considera "asumible", pues ya se está cumpliendo el requisito indispensable de mantener 125 hembras reproductoras, algo que debe prorrogarse durante al menos cinco años consecutivos. Al menos así lo entienden los expertos. A finales de 2018 la población mundial contaba con 686 individuos, de los cuales 306 eran reproductores (160 hembras).

'Lynx Connect' y que cuenta con una inversión de alrededor de 18,5 millones de euros 

 El programa cuenta con dos grandes ejes, "aumentar el tamaño de la población y en su conectividad". Es decir que los animales puedan aparearse con otras poblaciones alejadas de su territorio para evitar la consaguinidad y el deterioro genético. En la actualidad existen dos núcleos consolidados de población de linces, pero aislados entre sí, como son Doñana y Sierra Morena Oriental. Otros cuatro núcleos se encuentran pendientes de consolidar en Extremadura (Matachel), Portugal (Guadiana) y dos en Castilla-La Mancha (Campo de Calatrava y Montes de Toledo). Dicen los expertos que si los linces mantienen su número y logran conectar con otras poblaciones de estos seis núcleos se garantizaría la conservación de la especie. De forma adicional, el proyecto incluye la creación de dos nuevos núcleos en Sierra Arana (Granada) y Lorca (Murcia)".

. A finales de 2018 la población mundial contaba con 686 individuos, de los cuales 306 eran reproductores (160 hembras).

A la espera de las noticias de Europa la Junta de Andalucía está destinando un total 3,8 millones de euros para el mantenimiento de las labores en pro de la conservación de esta especie de enorme valor para la fauna ibérica.

Lo más

En directo2

El Partidazo de COPE

con Joseba Larrañaga

Reproducir

El Partidazo de COPE

con Joseba Larrañaga

Escuchar