"Mayores"

por Pedro Rodríguez

Pedro Rodríguez González

Pedro Rodríguez González

Periodista

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:07

Las cifras de la crisis del  coronavirus lo confirman: los mayores son la población más vulnerable, de mayor riesgo,  
Pero el hecho de que los mayores requieran mayor asistencia medica, ingreso hospitalario o cuidados intensivos (UCI) no es motivo para que una concejal de Podemos, en Canarias, publique  un bárbaro  Twitter,
@Clara Giner: “¿Qué preferimos?. ¿Media docena de ancianos inútiles muertos o toda la economía de un país destrozado de nuevo)?. No sé vosotros, pero a mi me sobran momias por la calle”.     
Si después, de ver esta barbaridad, lees que  “los médicos, en caso de colapso sanitario, darían prioridad a los enfermos según la esperanza de vida...”. En los mayores y su familia crecen la incertidumbre y el miedo. 
En España hay una población de 30 millones menores de 30 años (entre los que se puede encontrar la citada Clara), nueve millones mayores de 65 años, con seis millones de más de 70 y un millón más de 80 años. 
Estas cifras convierten a España en uno de los países del mundo con la mayor esperanza de vida. Este fenómeno demográfico es utilizado por nuestros dirigentes políticos  para presumir del Estado de Bienestar español: Sanidad, educación y pensiones (protección social). 

No se libra nadie

Por ello nos sorprende que en esta crisis ser mayor sea un punto muy débil a la hora de la atención sanitaria, si se contagia. 
La sociedad ha olvidado que en la ultima crisis fueron muchos los mayores quienes, con sus ahorros y pensiones, ayudaron económicamente y salvaron de la quiebra familiar a sus hijos y a sus nietos. 
Esta postura, tal vez, sea debido a la dramática evolución del virus, que está haciendo que en una parte de la población haya más miedo que solidaridad. Aunque se quiera disimular. 
La emoción del miedo crece con la democratización  del virus, vemos como cae el rico y el pobre, el blanco y el negro y el de izquierda o derecha. Está todo el mundo amenazado. No se libra nadie. 
Cuando leo los mensajes anti-mayores, me da la sensación de que, conforme avanza la pandemia, se están abriendo  las puertas de cada Estado, nación o región del mundo al grito de: “Sálvese quien pueda...”, buscando, como locos, material sanitario (mascarillas, respiradores, trajes...). 
No sería mal momento para que los jóvenes supieran que ellos también cumplirán años, y  que ser mayor no es una enfermedad, sino una etapa de la vida en la que te marcas nuevas metas, proyectos y sueños, como pueden ser los de escribir, música, amar, crear, amistad...
Los mayores también deben recordar que  aunque depende de la constitución genética de la persona, hemos de convertir el camino en jun arte, el arte de ser mayor. Y que nunca es tarde para ser quien pondría haber sido...
Si me permites un consejo, para terminar: ¡Quédate en casa!. ¡Sin miedo, aunque seas mayor!. 
“La vida no tiene más limitaciones que las que uno se ponga a si mismo”. ¡BUENAS TARDES!

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar