Tenis | US Open

Penneta se proclama ganadora del US Open y dice adiós en lo más alto

Flavia Pennetta se ha puesto este sábado a su compatriota Roberta Vinci por 7-6 y 6-2 en la final femenina del US Open, en la que ha sido su primer título del Grand Slam y tras la cual, anunció su despedida del circuito.

Flavia Pennetta, ganadora del US Open 2015. REUTERS

Flavia Pennetta, ganadora del US Open 2015. REUTERS

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:53

En una de las finales más sorprendentes de la historia, terminó por imponerse la lógica y la victoria fue para la número 26 del mundo, que ganó a la 43 en algo más de una hora y media. Pero Pennetta tenía reservada una última sorpresa: "Ésta es la forma en la que me gustaría decir adiós al tenis", anunció justo antes de recibir el trofeo. La italiana, de 33 años, dijo que había tomado la decisión antes del torneo y aseguró que la victoria en Nueva York es la manera perfecta de despedirse. "Creo que es lo que todos los jugadores quieren hacer. Irse con un gran trofeo", explicó. Pennetta llegaba a la final tras derrotar en semifinales a la segunda favorita, la rumana Simona Halep, mientras que Vinci había dado la campanada dejando fuera a la número uno del mundo, Serena Williams, que buscaba en Nueva York completar el Grand Slam tras sus victorias en Australia, Roland Garros y Wimbledon. El día llamado a ser la fiesta de Serena fue al final la fiesta del tenis italiano, que por primera vez colocó a dos jugadoras en lo más alto de un torneo del Grand Slam, un hecho histórico que no quiso perderse el primer ministro, Matteo Renzi, que presenció el encuentro en directo. Y Pennetta y Vinci no desaprovecharon el escenario, brindando un partido más igualado de lo que sugiere el resultado, sobre todo en un apretado primer set. Pennetta comenzó fría, con muchos errores en el resto, pero en un larguísimo quinto juego logró romper el servicio de Vinci en lo que parecía un punto de inflexión, pero que no fue más que un espejismo. Vinci consiguió un 'break' poco después y el primer set tuvo que decidirse en un disputado desempate que se llevó Pennetta por 7 a 4. Fue la victoria en el 'tie break' la que finalmente dio alas a la jugadora de Brindisi, que en el segundo set impuso su juego más agresivo, eligiendo bien las subidas a la red, pero también siendo paciente cuando la situación lo requería y sabiendo ganar los puntos decisivos. Vinci terminó pagando el cansancio menos de 24 horas después de su enfrentamiento con Serena Williams, en el sorprendió a todo el mundo, incluso a ella misma, que ya tenía billete para regresar a Italia hoy mismo. Vinci y Pennetta, dos viejas conocidas que crecieron enfrentándose en categorías inferiores e incluso ganaron juntas un Roland Garros júnior como pareja, se fundieron en un largo abrazo al final del partido y comentaron animadas el encuentro a la espera de recoger sus trofeos. Las dos hicieron en Nueva York el torneo de sus vidas. Con una edad combinada de 66 años y 19 días, las italianas celebraron la final más veterana en un Grand Slam desde el comienzo de la "era Open" en 1968.

Lo más