Copa Libertadores

River Plate ya descansa en Madrid

Con el técnico Marcelo Gallardo y el capitán Leo Ponzio a la cabeza la expedición de River Plate llegó este jueves a Madrid para la final.

River Plate

Una veintena de aficionados recibió a su llegada a Madrid a la expedición del River Plate. EFE

EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:22

La expedición de River Plate, que el próximo domingo disputará el partido de vuelta de la Copa Libertadores contra Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu, ya está en Madrid alojada en su hotel de concentración, hasta el que se acercaron para recibir al equipo una veintena de aficionados.

El conjunto que dirige Marcelo Gallardo llegó sobre las 6.45 horas al hotel Eurostars Madrid Tower, de cinco estrellas. Se trata de uno de los rascacielos más altos de España con 236 metros de altura y que fue inaugurado en 2008. Es el mismo hotel dónde se alojó la selección argentina cuando jugó el pasado mes de marzo el amistoso frente a España.

Pese a la convocatoria de la peña Filial Madrid Club Atlético River Plate, apenas una veintena de aficionados se dio cita a las puertas del hotel para recibir a sus jugadores, a los que se vio con caras de cansancio tras un largo viaje desde Buenos Aires. Los aficionados de River, pese a ser pocos en número, sí se dejaron notar al recibir a su equipo con aplausos y cánticos de apoyo a sus jugadores.

Encabezando la expedición del club se vio al entrenador Marcelo Gallardo y a Enzo Francescoli, manager de River Plate y que durante su etapa como jugador del equipo bonaerense ya ganó una Copa Libertadores en 1996.

El equipo argentino, recibido con el intenso frío de la capital española al amanecer, llegó a su hotel en un autobús blanco y fue escoltado por la policía desde el aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, en un trayecto sin incidentes.

Desde el hotel se trasladarán a diario a la Ciudad Deportiva del Real Madrid en Valdebas, de la que le separan apenas diez minutos en autobús. Este mismo jueves, en sesión de tarde, realizarán su primer entrenamiento abierto a los medios de comunicación. 

Leonardo Ponzio, centrocampista y capitán de River Plate, declaró tras la llegada de su equipo que, el domingo contra Boca en la final de la Copa Libertadores, defenderán "en la cancha" a los 66.000 aficionados que estuvieron en el estadio Monumental antes del aplazamiento, muchos de los cuales no han podido desplazarse para acudir al partido que se jugará en el estadio Santiago Bernabéu. 

Ponzio habló sobre la decisión de la Conmebol de trasladar la final a Madrid tras los episodios de violencia que se produjeron el día que se tenía que disputar el partido de vuelta en el estadio Monumental de Buenos Aires y que obligaron a suspender el choque.

"Ya estamos en tierras españolas y hay que pensar en lo que viene. Hay que tratar de adaptarse al nuevo horario y al ritmo de aquí. La cabeza ya está amoldada desde que se tomó la decisión de que se jugara acá. Pasó casi un mes de la primera final pero estamos enfocados en esto y sabemos lo que queremos", dijo Ponzio, que lamentó que la gran mayoría de la afición de River no pueda estar en este partido.

"Hay mucha gente que quedó dolida pero no lo vamos a remediar con palabras, solo con resultados. Las 66.000 personas que estuvieron en el Monumental van a ayudarnos y van a estar con nosotros. Vamos a defenderlos en la cancha", señaló.

Pese a haberse jugado un encuentro de ida en La Bombonera, el resultado (2-2) no tendrá efectos sobre la vuelta, por lo que la final se disputará a partido único. "Al no valer el gol de visitante en la final, está todo igualado. Y queda un partido que es único en todo contexto. Ahora además se le agrega que es fuera de América. Hay que disfrutarlo porque jugaremos en la 'Casa Blanca' y es un partido único contra nuestro clásico eterno", dijo Ponzio, que apuntó que "este partido puede llegar a ser un hito importante" en su carrera.

Por último, el futbolista argentino no quiso entrar a polemizar sobre algunas de las acusaciones que se hicieron por parte del entorno de Boca Juniors después de esos episodios de violencia que afectaron a jugadores del equipo rival, al acusar a la plantilla de no haberse interesado por el estado físico de los "xeneizes".

"Mucho de lo que se dijo no fue verdad. Nosotros actuamos de la mejor manera. Nos solidarizamos desde el primer momento. Hubo jugadores de nuestro plantel que se comunicaron con algunos chicos de Boca y no voy a agregar más de lo que ya se dijo. Volveríamos a solidarizarnos porque esa forma parte de la ideología de este grupo", concluyó. 

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha dado la bienvenida a los equipos argentinos Riva Plate y Boca Juniors y espera que "no haya el más mínimo acto de violencia". A la alcaldesa le hubiera gustado "mucho que este partido que van a disputar estos dos grandes equipos se celebrara en Buenos Aires, donde se tenía que celebrar", según expresa en un comunicado.

"Nos sentimos orgullosos de que Madrid sea una ciudad de paz, que puede ser útil no solamente para acoger a este partido sino para que nunca más sea necesario que un partido no se haga donde se debe hacer, que es allí de donde proceden los equipos", agrega la regidora. "Bienvenida Argentina, bienvenidos los equipos. Que gane el mejor y que disfruten todos mucho con el deporte. Y, por Dios, que no haya el más mínimo acto de violencia", concluye Carmena.

Lo más