¿Nos engañan con las etiquetas de los alimentos?

La OCU lanza una iniciativa para desmentir informaciones falsas sobre el etiquetado de los alimentos

¿Nos engañan con las etiquetas de los alimentos?

Productos en el pasillo de un supermercado

COPE.ES | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 03:10

Desde hace meses, está presente la polémica con el etiquetado de los alimentos. En dicha polémica se cuestiona constantemente si las etiquetas que nos encontramos en los productos que compramos, realmente nos muestran las cantidades de azúcar, grasa, sal, proteínas, hidratos de carbono… Sin ir más lejos, el pasado mes de septiembre el Gobierno, en Consejo de Ministerios, aprobó un real decreto por el que se establece la obligatoriedad de incluir la indicación de origen en el etiquetado de la leche y los productos lácteos.

En concreto, la normativa responde a la necesidad de dar solución al consumidor actual, que valora la transparencia y la información del origen de los alimentos que consume.

Con esta medida, el etiquetado de la leche y los productos lácteos elaborados en España deberán identificar el 'país de ordeño' y el de 'transformación' de la leche utilizada como materia prima.

La norma aprobada este viernes afectará a productos como la leche y nata, sin concentrar, azucarar ni edulcorar de otro modo o la concentrada, azucarada o edulcorada de otro modo. Además del suero de mantequilla, leche y nata cuajadas, yogur, kefir y demás leches y natas, fermentadas o acidificadas, incluso concentrados, azucarados, edulcorados de otro modo o aromatizados, o con fruta o cacao.

Otros productos son el lactosuero, incluso concentrado, azucarado o edulcorado de otro modo; productos constituidos por los componentes naturales de la leche, incluso azucarados o edulcorados de otro modo, no expresados ni comprendidos en otras partidas. Además de mantequilla, demás materias grasas de la leche, quesos y requesón.

La Organización de Consumidores (OCU) ha lanzado la iniciativa #NoCuela, un proyecto con el que se pretende señalar y desmentir informaciones que no se ajustan a la verdad y que perjudican a los usuarios ya que, en la mayoría de los casos, van en contra de sus intereses, de su modo de vida o incluso de su propia salud.

Según la OCU, a pesar de que vivimos en la sociedad de la información, actualmente proliferan a gran velocidad infinidad de noticias que, aunque no siempre son malintencionadas, pueden ser dañinas para el consumidor, especialmente si afectan a asuntos relacionados con la salud.

Desde la organización se pretende conseguir lo siguientes:

1. En el frontal del producto aparezca su denominación legal, tan destacada como la denominación comercial.  

2. Cuando un ingrediente aparezca destacado, sea obligatorio que su porcentaje aparezca al lado con el mismo tamaño y tipografía.

3. El ingrediente destacado en el envase coincida con el mayoritario.

4. Se definan los términos natural, casero y tradicional, además de sus condiciones de uso.

5. Se acabe con la letra pequeña del etiquetado obligatorio.

6. Se sustituya la sugerencia de presentación por una foto real del producto.

7. Se establezca un porcentaje mínimo del ingrediente para que pueda ser destacado.

8. Se limite el uso de colorantes y potenciadores de sabor en productos con un contenido mínimo de un ingrediente

9. Se incluya la cantidad de azúcar añadido.

10. Se ponga coto al uso indiscriminado de alegaciones nutricionales.

Lo más