COPE

El truco perfecto para que las frutas y verduras tarden más en pudrirse

Tanto las frutas como las verduras suelen ser alimentos bastante perecederos por su alto contenido de agua. Pero hay métodos para que duren más

El truco perfecto para que las frutas y verduras tarden más en pudrirse

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:15

Todos los nutricionistas coinciden en que la fruta y la verdura deben ser imprescindibles en la dieta de cualquier persona. Tomando fruta a diario, por ejemplo, ganas una gran cantidad de vitaminas y minerales. También son una gran fuente de antioxidantes y contienen mucha fibra. Además ayudan a evitar la retención de líquidos, favorecen la salud cardiovascular y nos mantienen en el peso ideal. Las verduras, a su vez, son los alimentos que más agua proporcionan al cuerpo, ayudan a los pequeños de la casa en el crecimiento y desarrollo de su organismo y también poseen mucha fibra.

Tanto las frutas como las verduras suelen ser alimentos bastante perecederos por su alto contenido de agua. Pero ojo, todo depende de cómo se guardan. Por ejemplo, una manzana entera puede durar un mes. Sin embargo, las fresas duran como máximo 2 semanas. Si las frutas están troceadas, entonces deben consumirse durante como mucho en los dos días siguientes.

Con respecto a la verdura, las ventanas son diferentes según el tipo de alimento. Una acelga puede durar en la nevera entre diez y catorce días, el brócoli entre tres y cinco, la lechuga hasta cinco días y la zanahoria puede llegar a los dos semanas. En todo caso, siempre es muy importante tener en cuenta cómo se conservan en la nevera.

Pese a todo, hay trucos para conseguir que las frutas y las verduras prolonguen su vida y tarden más en pudrirse. El método más común es un viejo truco que usaban mucho nuestras abuelas. Para que te duren más tiempo las frutas y verdura de temporada debes colocarlas sobre una bandeja previamente cubierta con papel de cocina absorbente. De esta manera, el agua que van soltando estos productos durante su proceso de envejecimiento se absorberá e impedirá que se pudran antes de tiempo.

CÓMO GUARDAR LAS FRUTAS Y VERDURAS EN LA NEVERA

También es importante que no guardes la fruta y las verduras dentro de una bolsa hermética, puesto que esta opción acelera su proceso de marchitación. Y mucho ojo con la forma en que guardas estos alimentos en la nevera. Algunos desprenden niveles elevados de gas etileno (un agente de maduración), lo que provoca que maduren más rápido estos mismos y los otros vegetales y frutas de su alrededor.

Los albaricoques, aguacates, arándanos, melón, higos, uvas, kiwi, mangos, nectarinas, papaya, chirimoyas, maracuyá, melocotones, peras, caquis, guabas ciruelas y tomate tienen un elevado contenido en gas etileno, por lo que es bueno no mezclarlos con alimentos muy sensibles a este gas. Estos alimentos que deben guardarse por separado serían: espárragos, plátanos), moras, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahoria, coliflor, acelgas, pepino, berenjena, judías verdes, kale, puerros, lechuga, ocra, cebollas, perejil, guisantes, pimientos, frambuesas, espinacas, calabacín, fresas o canónigos.

Por último, recuerda que alimentos como las patatas, los boniatos, las zanahorias y la remolacha pueden quedarse fuera de la nevera y guardarlos durante un mes entero en un sitio oscuro, fresco y seco. Si guardas las patatas en la nevera, éstas pueden desarrollar más contenido en azúcares.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El sorprendente error en el que caes siempre cuando te haces un zumo de naranja

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo