Succionar el chupete para limpiarlo, ¿beneficioso o perjudicial para nuestro bebé?

El gesto es habitual entre los padres con bebés, el chupete se cae al suelo, lo recogen, se lo meten en la boca y a continuación a la boca del niño.

¿Es saludable succionar el chupete de nuestro hijo para limpiarlo?

¿Es saludable succionar el chupete de nuestro hijo para limpiarlo?

  • item no encontrado

Redactora COPE 

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 04:29

Es un gesto habitual aunque no quiere decir que lo hagan todos los padres. Quien les escribe alguna que otra vez lo ha hecho, pero siempre que el chupete se cayera en el suelo de mi casa, la casa de mis padres, de mis suegros, de amigos..., nunca si se caía en la calle. Para eso llevaba en el bolso del cochecito o sillita, mínimo un chupete más de repuesto. Claro, admito que soy muy escrupulosa, pero la escrupulosidad es tema para otra artículo, o para llenar páginas y páginas, vamos, que puedo escribir un libro.

El tema que nos preocupa y ocupa en este momento es conocer si perjudicamos o beneficiamos a nuestros hijos si chupamos la tetilla de su chupete (con el objetivo de limpiarlo con nuestra saliva) y a continuación se lo volvemos a meter en la boca.

El chupete, ese objeto que tanto tranquiliza a los bebés

 El chupete, ese objeto que tanto tranquiliza a los bebés

Pues lo que hasta ahora se hacía para evitar que a nuestro hijo se le pegara "algo" del suelo y como necesidad urgente antes de que se pusiera a llorar desconsoladamente al no tener en la boca ese objeto tan tranquilizador y que relaja tanto cuando eres un cachorro humano, resulta que es beneficioso para la salud

¿Seguro? ¿No será una fake news, una falsa noticia de las que inundan Internet y que tanto abundan cuando de salud se trata? La respuesta es: NO y por ello la contamos.

Un estudio realizado por Henry Ford Health System demuestra que los niños a los que sus padres les volvieron a dar el chupete después de lavarlo con su saliva presentan un nivel más bajo de anticuerpos vinculados a enfermedades respiratorias como asma y alergias.

Los investigadores de esta organización de atención médica integral sin fines de lucro ubicada en Detroit, han presentado en el Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología de Seattle las conclusiones de su trabajo del que se desprende que los padres que chupan el chupete transmiten bacterias orales saludables en su saliva que afectarán el desarrollo temprano del sistema inmunológico de sus hijos.

¿Es bueno chupar el chupete de nuestro hijo?

 ¿Es bueno chupar el chupete de nuestro hijo?

"Descubrimos que la succión del chupete de los padres estaba vinculada a niveles de IgE suprimidos a partir de los 10 meses, y continuó hasta los 18 meses", asegura el alergólogo Edward Zoratti, MD, miembro de ACAAI y coautor del estudio. “Se necesita más investigación, pero creemos que el efecto puede deberse a la transferencia de microbios que promueven la salud de la boca de los padres. No está claro si la menor producción de IgE entre estos niños continúa en los últimos años " podemos leer en la web de la American College of Allergy, Asthma & Immunology.

Añade la doctora Eliane Abou-Jaoude que "sabemos que la exposición a ciertos microorganismos en las primeras etapas de la vida estimula el desarrollo del sistema inmunológico y puede proteger contra enfermedades alérgicas más adelante" por ello, la succión del chupete de los padres puede ser un ejemplo de una forma en que los padres pueden transferir microorganismos sanos a sus hijos pequeños. Para ello explica la alergóloga "entrevistamos a 128 madres de bebés varias veces durante un período de 18 meses y preguntamos cómo limpiaron el chupete de su hijo".

De las 128 madres con niños que usaban chupete, que completaron las entrevistas: el 41 por ciento utilizaba para la limpieza, tanto del chupete como de los biberones, la esterilización; el 72 por ciento  lo lavaba con jabón como si se lavaran las manos y tan solo un 12 por ciento informó de que chupó el chupete como método de limpieza.

¿Les libramos de ciertas alergias y les transmitimos las caries?

Advierten los alergólogos que han realizado el estudio que las conclusiones no son definitivas y que siguen completando el experimento, por lo que esperamos nuevas informaciones al respecto.

Una noticia positiva que también cuenta con detractores. Quienes se oponen a la acción de lavar el chupete por parte de los padres succionándolo, aceptan que esa práctica puede reducir el riesgo de asma y erupciones en el bebé, pero afirman que ese simple hecho aumenta otros riesgos, por ejemplo, la caries.

Succionar el chupete cuando cae al suelo responde a una urgencia

 "Succionar el chupete cuando cae al suelo responde a una urgencia" aseguran los padres.

Si el adulto tiene alguna caries va a trasmitir a la boca del bebé las bacterias por lo que no es conveniente que chupe el chupete de su hijo. Y no solo son las caries, podríamos trasmitirles enfermedades contagiosas que podríamos padecer sin saberlo como el inicio de un resfriado, un herpes que se está formando y que, como bien saben los padres que llevan a sus hijos a guardería, se contagian fácilmente y no solo por el chupete sino el contacto de las manos, los besos, la tos, los juguetes.

Se lo decía al principio, succionar el chupete cuando cae al suelo responde a una urgencia: no tenemos otro y antes de que el pequeño se ponga a berrear, la madre, el padre, hace lo que sea para tranquilizar a su hijo. Además llega un momento en el que no puedes ser melindroso. Les cuento un secreto de un grupo de padres de un parque de Madrid: si al niño se le cae la galleta y esta ha estado en contacto con la tierra menos de cinco segundos, se puede comer. Los bebés están en perfecto estado de revista. Un nuevo campo para los investigadores.

Etiquetas

Lo más