Los consejos que debes seguir si te pasas todo el día con el culo pegado a la silla

Saca tiempo libre para realizar alguna actividad física y mantén una dieta variada y equilibrada

Los consejos que debes seguir si te pasas todo el día con el culo pegado a la silla

 EFE

Carmen García Mollón

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 ene 2020

Si eres de las personas que pasa la mayor parte del tiempo sentado y quieres cambiarlo. Si durante tu día a día no consigues alcanzar los 8.000 pasos diarios recomendados. Si te sientes cansado a lo largo del día y sin fuerza. Daniel Sánchez Garcinuño, entrenador personal y nutricionista te da unos consejos:

Alimentación: Dieta equilibrada y variada

Evitar las comidas rápidas y con conservantes, no abusar de la sal porque la mayoría de los alimentos tienen altos niveles de sodio, tampoco del azúcar. Y si lo haces puedes ir bajando las dosis, por ejemplo, pasar a la azúcar de caña e ir retirándola de tu día hasta acabar con ella.

El agua es fundamental, beber 2 o 3 litros al día. Cuando te levantas de la cama, bebe un vaso de agua porque durante toda la noche no lo has hecho y el cuerpo necesita hidratarse para empezar con fuerza la actividad de tu día.

Tu jornada de trabajo es sedentaria: haz descansos

Cada 45 minutos o cada hora levantarse 5 minutos porque mejora la salud. Lo recomendado sería de 8.000 a 10.000 pasos al día pero alguien que trabaja sentado no lo va a conseguir. Para compensarlo: horas de ejercicio. Es necesaria una buena organización y hacer descansos para que circule la sangre.

No es necesario ir al gimnasio: haz una actividad física motivadora

Puedes sustituirlo por un deporte. El gimnasio puede resultar aburrido. Es necesaria la motivación. Se recomienda hacer clases colectiva con un ejercicio que no lo abandones y poco a poco ir creando una rutina.

En tu casa puedes hacer ejercicios de movilidad. Empezando por un buen calentamiento con ejercicios que hagan subir tus pulsaciones como estos:

Ejercicios de calentamiento

 

Cuando tu cuerpo esté despierto, haz ejercicios de fuerza sobre una silla como por ejemplo unas flexiones, rodillas al pecho, sentadillas o zancadas.

En tu silla del trabajo también puedes hacer ejercicios sencillos:

Estiramiento de cuádriceps: pegas tu espalda al respaldo de la silla, estiras la pierna, aguantas arriba unos segundos y la bajas. Puedes hacer 10 repeticiones cuatro veces. También se pueden hacer rotaciones en los tobillos y en las muñecas en ambos sentidos.

Rotaciones del torso: girar de un lado a otro. Y él más importante si trabajas mirando al ordenador: estiramientos o rotaciones de el cuello despacio y con cuidado para no perjudicar las cervicales.

Si se te entumece el glúteo, puedes contraerlo y relajarlo durante 15 veces.

Consecuencias de la ausencia de ejercicio en nuestra vida:

Una vida sedentaria hace perder masa muscular, quemar menos calorías y reducir resistencia porque no usas tanto los músculos. Incluso los huesos estarán afectados, empezarán a sentirse más débiles. No realizar ninguna actividad física afectará a la circulación porque la ausencia de movimiento hará que la sangre recorra más lentamente nuestro cuerpo.

Enfermedades desencadenas por el sedentarismo:

La principal enfermedad es la obesidad que puede provocar problemas de corazón, subida del colesterol, diabetes, osteoporosis, es una enfermedad ósea caracterizada por la disminución de la densidad del tejido óseo y como consecuencia produce fragilidad en los huesos.

Otras enfermedades que puede provocar la ausencia de actividad física en nuestra rutina diaria son la depresión y la ansiedad.

La solución es cambiar tu alimentación y tus ejercicios, pero poco a poco. Cambios progresivos para rehacer la vida deportiva. No solo tienes que sentir la necesidad de hacer deporte también de una comida saludable. Ambas te harán sentir bien y te darán más energía.

Lo más