El garrafal error que arruina tu ensalada y en el que has caído más de una vez

Aunque la elaboración de ensalada pueda resultar sencilla, hay dos factores que siempre pasamos por alto y que es importante que conozcas

Vídeo

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:50

Todos los nutricionistas están de acuerdo: las ensaladas son el mejor alimento para cuidar tu cuerpo y mantener una dieta sana. Sin duda, es la opción favorita para aquellos que quieren perder algunos kilos o buscan que sus comidas sean más ligeras. Aunque cuidado: a veces, los ingredientes, aliños y salsas que añades a la ensalada pueden hacer que este plato se convierte en una bomba calórica. Comerse una ensalada César puede llegar a ser igual que comer siete alitas rebozadas y fritas o una hamburguesa con queso. Por eso, tienes que recordar siempre que una ensalada debe ser ligera.

 


 

Salad for the soul ��

Una publicación compartida de  Just Salad (@justsalad) el 


 

Ligera tampoco quiere decir que sea aburrida, pero es importante que combines bien los alimentos que incluyes. Si a una misma ensalada echas atún con aceitunas y fruta la mezcla te quedará muy rara y no tendrá ningún sabor. Es más inteligente apostar por una mezcla de ingredientes que den armonía al sabor.

El momento en el que uno tiende a equivocarse más cuando prepara una ensalada es en el aliño. ¿Qué se echa primero: el aceite, la sal o el vinagre? ¿Y cuánto de cada uno? Lo primero que hay que dejar claro es que el orden es primordial. Primero hay que añadir la sal, después el vinagre y, por último, el aceite. Si echas primero el aceite, los alimentos no cogerán el sabor de la sal y el vinagre. 

 


 

Breaded chicken is the best chicken ��

Una publicación compartida de  Just Salad (@justsalad) el 


 

El peor error que cometes al hacer una ensalada

A la hora de hacer una ensalada, solemos tender a excedernos con el aceite y el vinagre. Si nos pasamos con el aceite generalmente no hay gran problema, pero si nos excedemos con el vinagre podemos arruinar una rica ensalada. Afortunadamente, hay un truco que puede corregir el exceso de vinagre. Y es, además, una solución muy básica.Sólo tienes que coger una miga de pan, hacer una bola con ella y echarla dentro de la ensalada. Rápidamente, el pan absorberá parte del vinagre. Puedes repetir la operación varias veces hasta que quede la cantidad justa de vinagre en nuestra ensalada. Y otro factor importante: aliña la ensalada justo antes de tomarla. Si no, las hojas de lechuga se quedarán mustias antes de comértelas y el sabor no será el mismo. 

Por último, recuerda que las ensaladas hidratan y refrescan, son depurativas, protegen la piel y regulan la función intestinal. Son ideales para cualquiera hora del día, pero siempre es mejor tomar ensalada para cenar para dormir sin la angustia de sentirte 'pesado'. Si sigues todas estas recomendaciones, podrás disfrutar de una ensalada riquísima, equilibrada y con el máximo sabor. 

Y si te han gustado nuestras recomendaciones, no dejes de leer los trucos para no arruinar un buen plato de pasta, una riquísima tortilla de pata o el zumo de naranja que te bebes cada mañana. Cualquier plato puede resultar sencillo de él, pero hay que tener en cuenta algunas pautas para convertirte en el mejor chef. Aunque sea simplemente para hacer unos huevos fritos. Por ejemplo, nunca hay que echar un huevo a la sartén si lo acabas de sacar de la nevera con el aceite muy caliente. De hacerlo, puedes provocar que el aceite salte con fuerza y provoque importantes quemaduras. Y si tienes miedo siempre de que te salte el aceite, en COPE.es también te damos un 'truco' para que esto no te vuelva a pasar nunca más. 

Lo más

En directo

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar