Boletín

Freir sin olores, es posible

Anota estos sencillos trucos para que tu casa no esté oliendo a frito durante varios días

Fritura

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 14:23

Fritura y olor parece que van de la mano. Da lo mismo abrir de par en par las ventanas de la cocina, el olor se impregna y nos acompaña desafortunadamente durante unos cuantos días  ¿Qué hacer entonces para eliminar ese desagradable olor?

En primer lugar hay que cerrar la puerta de la cocina y abrir las ventanas durante la fritura y tener cuidado de abrirlas lo menos posible durante las horas posteriores. Por supuesto poner el estractor es importante para evitar que el olor se expanda. 

Utilizar aceite de buena calidad

Truco. En el mismo aceite que vamos a utilizar, freímos la cáscara de un limón -también se puede utilizar un par de rodajas de manzana sin semillas o un poco de perejil fresco o seco-. Harán que el olor sea menos intenso.

Freír la cáscara de un limón o unas rodajas de manzana junto con la fritura

Una alternativa a freír el limón, porque puede dejar algo de sabor, es hervirlo en agua mientras realizamos la fritura. Actuará a modo de esponja. También podemos echar un buen chorro de vinagre o unos clavos en una olla con agua y llevarlo a ebullición.

Además es preferible utilizar aceite de buena calidad, y no está de más tirar siempre el sobrante, máxime si se quema.

Por cierto que nada más que se termine de freír, es conveniente lavar enseguida las sartenes utilizadas y limpiar la placa donde hemos cocinado.

Una buena alternativa a las sartenes, son las freidoras de aire, utilizan menos aceite con lo que el olor a fritanga se reducirá de forma considerable. 

Etiquetas