• Jueves, 25 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Freidora de aire, contra horno: ¿Con cuál te va a salir más barato cocinar?

En los últimos dos años se ha puesto muy de moda este nuevo electrodoméstico que no emplea nada de aceite y que muchos aseguran que cocina mejor que un horno.

Freidora de aire vs Horno: ¿Quién cocina mejor y consume menos electricidad?

Luis Colom Rosety

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:46

"La freidora de aire ha venido para quedarse". Al menos eso afirman muchos expertos en cocina al probar este nuevo electrodoméstico. El invento del holandés Fred van der Weij no terminó de causar furor hasta hace poco más de dos años, cuando se popularizó gracias a las redes sociales. El truco de esta freidora es que no emplea ninguna cantidad de aceite o, en algunos casos, muy poca. De esta manera, podemos hacer nuestras patatas fritas o nuestras croquetas favoritas sin necesidad de emplear aceite. La grasa de los alimentos ya actúa como elemento para cocer bien el producto y dejarlo casi igual que si lo cocinamos en un horno o una freidora habitual. Su funcionamiento consiste en aplicar aire sobre la comida a mucha velocidad, provocando así un calor que consigue cocinarlo bien.

Aunque este invento ha conseguido numerosos fans, entre los más escépticos y tradicionales de la cocina doméstica sigue sin convencer. Muchos piensan que no deja el mismo sabor que en un horno o freidora tradicional y otros creen que gasta muchísima más energía que los electrodomésticos generales. Por ello, vamos a desvelar las claves de esta lucha entre la freidora de aire y el horno. ¿Quién cocina mejor la comida? ¿Cuál de las dos es la que consume más electricidad?

Primer round: Rapidez y cantidad

La freidora de aire tiene un tamaño parecido al de una tostadora, es decir, es un electrodoméstico pequeño y no ocupa mucho espacio. Pero claro, al ser un aparato pequeño, solo puede cocinar pequeñas cantidades. No como el horno, que puede preparar cantidades mayores de comida en su interior. No obstante, esta característica tiene sus pros y sus contras. Las contras ya las hemos comentado, pero los pros son que, por ejemplo, si queremos cocinar unas verduras o unas patatas fritas, la freidora de aire es mejor por su rapidez y comodidad. De hecho, no hace falta precalentar la freidora como el horno, que para que tenga la temperatura ideal, tiene que haberse calentado antes. Eso si, si quieres preparar un pollo asado, el horno es tu mejor opción.

Segundo round: Los detalles

Puede resultar una tontería, pero para muchos la comida tiene que tener una serie de detalles que les gusta en sus comidas. Como, por ejemplo, lo crujiente que pueden estar sus patatas fritas. Y es que solo la freidora de aire puede conseguir ese toque "crunch" en tu comida. Incluso con el pollo frito, que antes hemos mencionado que es mejor hornearlo. Entre los más cocinillas han salido algunas recetas para este aparato, como los espárragos, los langostinos o la cebolla picada. Ahora, si quieres conseguir, por ejemplo, un toque más jugoso en tus alimentos, el horno no tiene rival. Es cierto que la freidora de aire deja también la comida jugosa, pero no tiene punto de comparación con su rival.

Tercer round: Comida saludable

Pues esta ronda se la lleva la freidora de aire, porque es quien deja mejor la comida en cuestiones de salud. El caso más común y fácil de llevar a este ring son las patatas fritas. A diferencia de la freidora común, la "air fryer" escurre mejor el aceite en su cesta perforada, logrando así que la comida absorba un exceso de aceite que no nos beneficia para nuestra salud. También ocurre con el horno, que al no tener un sistema de escurridor en su estructura, no consigue evitar un exceso de grasa en los alimentos.

Último round: Consumo de energía

Llegamos ahora al punto más interesante e importante de esta batalla. ¿Quién consume más electricidad? Pues, evidentemente, el horno. Según un experimento realizado por Simon Hoban para el programa 'Sliced Bread' de la BBC, concretó que la freidora de aire consumía menos energía que el horno. Este resultado lo logró al comprobar cuanta energía consumían los dos aparatos al cocinar unos muslos de pollo y un par de patatas fritas con todos los electrodomésticos desenchufados. Según Hoban, "el pollo se cocinó en el horno durante 35 minutos y el medidor de energía daba 1,05 kilovatios por horo. En cambio, en la freidora de aire, la comida tardó solo 20 minutos y consumió 0,43 kilovatios por hora".

Obviamente, cada uno puede utilizar el electrodoméstico que quiera en base a cómo prefiere que quede la comida. Ya te avisamos que el resultado de cocinar en uno que en otro no es el mismo y que, al final, dependerá de tus gustos.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo Deportes COPE

Deportes COPE

Con José Luis Corrochano

Escuchar