El desastroso error que cometes cada mañana y que arruina tu café

Los españoles somos de los que más café bebemos cada año en el mundo, pero todavía cometemos fallos garrafales sin darnos cuenta

El desastroso error que cometes cada mañana y que arruina tu café

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18 ene 2020

El café es una bebida indispensable para millones de personas en todo el mundo. Muchos no conciben siquiera salir de casa sin haberse tomado un café a primera hora de la mañana y otros no sienten que han recargado las pilas hasta tomarse una taza justo al inicio de la jornada de trabajo. Es la segunda mercancía más comercializada en el mundo (solo superada por el petróleo) y se estima que cada año se venden 10.000 millones de kilos de café al año. De media, una persona consume 1,3 kilos al año. España está muy por encima de la media: consumimos 4,5 kilos de café cada año por persona. Pero nuestro dato queda por ejemplo muy lejos de la cifra cosechada por los finlandeses, los más cafeteros del mundo: 12 kilos por persona al año.

Pese a ser una bebida tan popular, no nos damos cuenta de que cada día podemos caer en errores fatales que pueden arruinar su sabor y sus propiedades. Dos fallos son especialmente sensibles: el agua que usamos para hacer el café y la temperatura en la que lo tomamos. Pueden parecen dos cosas totalmente irrelevantes, pero tienen una importancia muy notable aunque pensemos lo contrario. 

El agua debe ser limpia y libre de impurezas. Si puedes evitar agua del grifo, mejor. Y si está filtrada y/o purificada, perfecto. De una manera más técnica, el café debe hacerse con agua de una dureza de entre 17 y 85 mg por litro. Y aunque a la gente le guste el café muy muy caliente, lo cierto es que los expertos indican que la temperatura ideal oscila entre los 40 y 50 grados. Si el café más caliente, pierde sabor y propiedades. 

Además, en COPE.es te proponemos otros consejos muy útiles a la hora de preparar una buena taza de café.  Asegúrate siempre de que la cafetera está limpia y en perfecto estado. Si no es así, te expones a que las bacterias infecten tu café y le den un mal sabor. Pon especial atención al filtro, que es lo que se ensucia más y desarrolla un papel clave en la elaboración del café.  El aguachirri, además, no es malo. El mito dice que esto es muestra de un mañ café, pero lo cierto es que es recomendable para gente con problemas digestivos porque es menos fuerte. Tampoco bebas el café en un vaso de plástico salvo absoluta necesidad porque el plástico contamina el sabor. Y un consejo fundamental: no dejas la tapa de la cafetera abierta. Si la cierras, condicionas el sabor del café aunque creas que así aumentas su intensidad. 

[Los sorprendentes errores que cometes al hacer una pizza]

DOS VARIEDADES DE CAFÉ

Igual tampoco sabes que existen dos variedades de café. El arábica representa un 75% de la producción mundial y su origen es Etiopía. Se cultiva tanto en países de América como en África y Asia. Luego está la variedad robusta, que tiene un sabor más fuerte, más acidez y podemos más cuerpo. Esta última se cultiva en países como Brasil, Angola, Camerún, Costa de Marfil y Uganda.

Lo más

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar