PODCAST | Así te hemos contado en COPE cómo ha cambiado el Sorteo de Navidad

Escucha la que lió el Pulpo en 1996 o qué podías comprar con las distintas cuantías del gordo a lo largo del tiempo

 

  • item no encontrado

Redactor COPE

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 03:03

En COPE te hemos acompañado cada 22 de diciembre... Y este año no íbamos a ser menos, de la mano de Cristina López Schlichting y Goyo González te vamos a contar todo lo que ocurra en ese día tan especial.

El Sorteo Extraordinario de Navidad es ilusión, es emoción, y es radio. La Lotería de Navidad es COPE. Para ir haciendo hambre, como quien dice, para el sorteo de este sábado, vamos a recordar cómo ha sonado en esta casa este día tan especial que, en nuestro país, marca el inicio de la Navidad.

En todos estos años te hemos contado historias inolvidables. Como por ejemplo, la de un jovencísimo, Carlos Moreno, el Pulpo, ganador de la Lotería de Navidad...

Salón de Loterías. Sorteo de Navidad de 1996. El director en la actualidad de 'Poniendo las Calles', Carlos Moreno, el Pulpo, engañaba a propios y extraños fingiendo haber ganado el gordo del Sorteo de Navidad estando en el propio Salón de Loterías. Con la lógica repercusión que eso trajo consigo: la nube de periodistas, la huída del salón y las críticas del día después por el mal gusto de la broma.

Pero para historia emocionante, la de Shalim Ahmed, un ciudadano llegado de Bangladesh que pasó de no tener un solo euro en su cuenta a ingresar 300.000 gracias a un décimo del Gordo.

Año a año cada comunicador ha ido contando todos los entresijos del sorteo, desde que comenzase. Se ha cantado en las distintas sedes de Loterías, en Cádiz en sus inicios, en la Calle Mayor de Madrid, en propiedades del Ministerio de Hacienda, en la Fábrica de Moneda y Timbre...

Pero la localización no ha sido lo único que ha cambiado. Las cuantías económicas también han evolucionado. El primer premio, el Gordo, ha ido creciendo hasta los 4.000.000 de euros de hoy. Esos 400.000 euros al décimo del gordo dan para, como se suele decir: “tapar muchos agujeros”.

La evolución económica se hace perceptible en lo afortunado que te hacía el premio según la época en la que vivieses. Por ejemplo, en 1812, con el primer Sorteo de Navidad, el primer premio te daba para una casa y dos caballos pura raza. Menos de un siglo después, en 1905, te podías comprar 20 edificios enteros y 33 coches de la época con el Gordo. Y, ahora, nos conformamos con poder comprar una casa y dos o tres automóviles.

Lo más