4ª FERIA DE SAN ISIDRO

Fortes impone su mando y su sitio

Dos vueltas al ruedo del malagueño ante la imponente pero vacía corrida de Pedraza

Fortes durante su actuación este viernes en Las Ventas | PLAZA 1

 Fortes durante su actuación este viernes en Las Ventas | PLAZA 1

  • item no encontrado

Director de ‘El Albero'

Madrid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15 jun 2018

Seis toros colorados. Cuatro de ellos por encima de los seiscientos kilos y los otros dos rozándolos. La corrida de Pedraza de Yeltes volvió a incurrir en errores pasados en esta misma plaza. Encierro para carne, más para carniceros que para toreros. Porque si esa carrocería no viene acompañada del motor de casta, es muy difícil de mover. Solo Fortes en el sexto pudo sacar reconocimiento tangible. 

Alto como él solo fue 'Resistente', el abreplaza. Sin ocultar por nombre y hechuras su procedencia de El Pilar. Blandeó de salida el de Pedraza y ante él Manuel Escribano firmó un discreto y desigual tercio de banderillas. El animal, además de su escasa fortaleza, no tuvo el suficiente motor para mover los 592 kilos que marcaba la tablilla. Una nobleza pajuna que no dio opciones a un Escribano que se fue pronto tras de la espada. Una estocada tendida necesitó de un golpe de descabello.

'Bello' fue el segundo toro de Pedraza. Un torazo de 660 kilos que tuvo bondad cuando tomó los vuelos de los capotes de Daniel Luque y Fortes en sendos quites por chicuelinas. Luque apostó por darle distancia en el inicio de faena. El toro tuvo su ritmo y su altura a la hora de embestir. No siempre se acopló el sevillano, que se empeñó en plantear faena en los medios. No fue hasta mediado el trasteo cuando Luque enjaretó la primera tanda estimable. Al natural. Abundó por este pitón aunque no terminó nunca de lograr la continuidad necesaria. Volvió a la diestra sin mejorar los mediocres resultados. Un pinchazo hondo y varios golpes de verduguillo acabaron con el toro. 

El tercero trajo una impresionante testa coronada por dos pitones de quitar el hipo. Empujó con fijeza y abajo en el primer encuentro con el caballo. No se lo pensó Fortes para echarse la muleta a la diestra sin casi probaturas en el inicio de faena. El toro pareció tener buena condición. Pero su gran esqueleto le hacía complicada su movilidad. Al natural dejó dos tandas en las que espolvoreó varios naturales de gran trazo. Pero aquello no terminaba de romper por culpa de algunos enganchones inoportunos. Retomó la derecha después con el diapasón de la intensidad cuesta abajo. La estocada se fue a los bajos.

Escribano cruzó el ruedo para recibir en la puerta de chiqueros al cuarto. Salvó con limpieza el trance el sevillano con una larga cambiada. Tras dos primeros pares de banderillas de desigual colocación, el sevillano se la jugó en un tercero al quiebro por los adentros. Tuvo su mérito. Como el inicio de faena con varios pases cambiados por la espalda. El de Pedraza, de mejores hechuras, rompió a embestir después. Le agobió Escribano en la distancia corta cuando la ideal era la media. Dos tandas y el toro parecía ya otro. Se paró pronto el astado y el trasteo del torero de Gerena no pasó de voluntarioso.

El quinto, otro mastodonte con dos guadañas por delante. Arrolló más que embistió a los capotes, de los que siempre salió suelto. Como del caballo. Después fue otro ejemplar de desacompasadas embestidas. Siempre con la cara a media altura. Luque, de nuevo, dejó una faena donde prevaleció la cantidad sobre la calidad. Quiso alargar sin sentido aunque después fue breve con la espada. 

Quiso lucir Fortes al sexto en el caballo. Se arrancó el toro al jaco y empujó con cierta codicia. Notable fue el quite del malagueño por tafalleras, que abrochó con una media muy acinturada a pitón cambiado. El inicio por bajo para abrirle los caminos al de Pedraza. Tras una tanda en redondo ilusionante donde el toro fue largo, éste echó pronto el freno de mano. Se lo pensó más y comenzó a embestir a arreones. En uno de ellos se llevó por delante a un valiente Fortes, que se la jugó sin miramientos en los terrenos del toro. El público, dos horas y cuarto después de comenzar el festejo, reaccionó ante la apuesta del malagueño. La estocada entera desató la petición. Mayoritaria a todas luces. El palco no quiso concederla. Dos vueltas, sin embargo, no fueron premio justo a lo visto.


FICHA DEL FESTEJO

Madrid, viernes 11 de mayo de 2018. 4ª de Feria. Dos tercios largos de plaza.

Toros de Pedraza de Yeltes, de impecable presentación, con cuajo y pitones. Conjunto bajo de raza. De juego simplón en la muleta. 

Manuel Escribano, silencio y silencio.

Daniel Luque, silencio y silencio.

Fortes, silencio y dos vueltas al ruedo tras petición.

Lo más