Boletín

BALEARES

El Ayuntamiento de Palma da el visto bueno al Coliseo Balear tras su inspección

Los informes técnicos han detectado "deficiencias menores" que no constituyen motivo para suspender el festejo de este viernes.

El Coliseo Balear volverá a abrir sus puertas este viernes para volver a celebrar un festejo taurino

 El Coliseo Balear volverá a abrir sus puertas este viernes para volver a celebrar un festejo taurinoARCHIVO

Redacción TorosAgencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:38

Los informes técnicos de la plaza de Toros realizados por el Ayuntamiento de Palma han detectado "deficiencias menores" que no constituyen motivo para suspender el espectáculo del viernes o el cierre de la misma.

En una nota de prensa, el consistorio ha explicado este jueves que ha actuado "en todo lo que está en sus manos" para controlar y supervisar que tanto el estado de la plaza como la actividad cumpla la normativa y los requerimientos legales previstos.

Por este motivo ha llevado a cabo una inspección conjunta desde todos los departamentos municipales competentes en la materia para cerciorarse.

El veterinario del Área de Sanidad ha revisado el estado de las instalaciones ganaderas en las que permanecen los animales, el Área de Modelo de Ciudad ha comprobado el estado de la plaza y que la licencia de actividades permanentes que posee siga cumpliendo los requisitos, y la Oficina de Accesibilidad ha revisado el cumplimiento de la ley en esta materia.

Por parte del Govern, la Conselleria de Salud y Consumo es la competente en la inspección de la enfermería y la de Agricultura, de supervisar el traslado de los animales.

La Delegación del Gobierno ha propuesto las personas que han de ejercer las funciones de presidente del espectáculo o de la plaza, una figura que suele realizar un inspector de la Jefatura Superior de Policía, ha indicado el consistorio, que ha recordado que esta inspección conjunta ha sido motivada por la "excepcionalidad" del evento después del cambio legislativo que se ha producido en los dos últimos años.

El Ayuntamiento de Palma ha recordado en su comunicado que, en julio de 2015, el pleno del consistorio declaró al municipio "libre de maltrato animal y antitaurino" y que la última corrida que se celebró fue en agosto de 2017, justo antes de la entrada en vigor de la ley que regula las corridas y la protección animal en las islas.

También ha indicado que el Gobierno central impugnó en 2018 la normativa autonómica y posteriormente el Tribunal Constitucional emitió una sentencia que suponía la derogación de los artículos que prohibían la muerte de los animales entre otros aspectos.

De los resultados de la inspección realizada, el Ayuntamiento de Palma ha resaltado que las deficiencias que se han encontrado en la Plaza de toros en cuanto al estado del edificio son propias del envejecimiento del recinto y que el informe de evaluación está vigente y es favorable, ya que no ha habido un deterioro significativo que haga cambiar esta evaluación.

Los informes serán enviados a los propietarios de la plaza y al presidente de la misma, puesto que, en virtud del Reglamento de Espectáculos Taurinos es "la autoridad que dirige el espectáculo y garantiza el normal desarrollo del mismo" y tiene que levantar las oportunas actas en cumplimiento de lo que estipula de acuerdo con la Ley 9/2017, de 3 de agosto, de regulación de las corridas y de protección de los animales en las Islas Baleares.

Finalmente el Ayuntamiento de Palma ha informado de que la Policía Local está coordinándose con la Policía Nacional para garantizar la seguridad dentro y fuera del recinto, principalmente en relación a la entrada de menores y el consumo de alcohol.

Lo más