• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Ana Obregón habla sin filtros, por primera vez, de la dura enfermedad de su hijo Álex Lequio

La polifacética presentadora, tras meses de ausencia, ha contado cómo habían sido estos largos 8 meses de lucha, valentía y superación de su hijo

Ana Obregón con Carlos Sobera

Ana Obregón con Carlos Sobera 

Cope.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:35

Ana Obregón visitaba la pasada noche el programa 'Volverte a ver' de Carlos Sobera para ser sorprendida por Patricia, miembro de la Fundación contra el cáncer infantil Caico, que quería darle un mensaje de gratitud por todas las ayudas que hace Obregón a esta funcación, de fuerza y ánimo. Y aunque sí que fue sorprendida y se emocionó mucho, la que sorprendió a todos abriendo su corazón y mostrando en cada palabra una enorme valentía fue ella.

Tras una presentación emotiva por parte del programa, Ana dejó claro que hace 8 meses que no es Ana Obregón, tan solo ''la madre de un hijo que está mal''. La fuerza con la que contaba estos meses de Álex Lequio (26) emocionó a todos. Y empezó a relatar lo vivido en todo este tiempo, desde que ''estaba sola cuando se enteró de la enfermedad de su hijo, hasta que solo se permitó llorar una única noche durante todo este camino de lucha''.

''A mi hijo le detectaron un cáncer raro, bueno no raro, que hay pocos casos como el suyo, por lo que también hay menos soluciones. Tras una noche de llorar mucho -la única que me permití- y tras informarnos bien nos fuimos a Estados Unidos. Allí estaba el doctor español Baselga, sin duda el ángel de la guarda de mi hijo, y en cuestión de 48h hicimos las maletas y nos fuimos. El tratamiento es con protones, mi hijo se ha sometido a 44 quimios y radioterapias hasta el momento, algunas de 10 a 12 horas de duración. Salió de la primera quimio, que no sabes cómo va a reaccionar el tumor...pero fue bien. Cada día que iba a una sesión, le decía 'un día más, un día menos' y le decía 'Ya está'. Esas dos palabras me las ha puesto mi hermana en una camiseta". Al finalizar la frase, la actriz se derrumbó. Pero no quiero llorar, "todo va muy bien, dentro del pronóstico que había, va fenomenal, estamos muy animados", explicó. Cabe destacar, que acaba de finalizar con éxito uno de los procesos de su tratamiento contra el cáncer en la clínica de la Universidad de Navarra.

Uno de los episodios más duros por el que tuvo que pasar, fue el día que Álex Lequio entró en la habitación de su madre y le pregunto:''Mamá, ¿me voy a morir? y le dije 'No...tú no te vas a morir, Álex, porque te vas a curar ''. Unas declaraciones desgarradoras pero llenas de esperanza, que dejaba al plató y toda la audiencia conmocionada por la crudeza de su relato. "No puedes hacer drama sobre drama. La enfermedad ya es bastante dramática. Una madre tiene que estar con la mente fría y y tomar soluciones. Para adelante".

En toda la entrevista, quedó constancia de que el cambio en la actriz es notable, pero no su valentía con la que se ha enfrentado siempre a lo largo de la vida a momentos difíciles. Aunque nada comparado a la enfermedad de su hijo. Tras casi un año de ausencia Ana se abrió en canal y dejó un mensaje de optimismo , ''rendirse no es una opción y ahí Álex me ha dado una lección de vida infinita'', concluyó diciendo.

Lo más