Boletín

Países Bajos se consolida como la favorita para ganar Eurovisión 2019

Duncan Laurence brilla con luz propia en una segunda semifinal en la que el resto de favoritos también lograron el pase a la gala del sábado

Países Bajos apunta hacia el triunfo en Eurovisión

 

Javier Escartín
@javierescarting

Coordinador digital

Enviado especial a Tel Aviv (Israel)

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:42

Las grandes favoritas para el triunfo en Eurovisión 2019 cumplieron este jueves con los pronósticos y todas ellas lograron la clasificación para la gran final de este sábado, en la que los 26 países finalistas competirán por el preciado micrófono de cristal. Un trofeo muy codiciado y que cuenta con varios aventajados pretendientes, aunque las casas de apuestas ya sólo apuntan a un claro aspirante. El neerlandes Duncan Laurence es el absoluto favorito para la victoria tras emocionar en la segunda semifinal celebrada en Tel Aviv (Israel) con una portentosa balada y una sencilla pero arrolladora escenografía que desnuda los sentimientos de su intérprete. El cantautor de 24 años, conocido por su participación en "La Voz" de Países Bajos, ofreció una de las actuaciones más esperadas y lucidas de la noche. "Arcade", interpretada al piano, narra el sufrimiento provocado por la pérdida prematura de un amor. Un suceso del pasado que ha marcado la vida del candidato y que ahora ha querido rescatar de sus recuerdos para rendir homenaje a esta persona. La canción utiliza la metáfora de las máquinas recreativas de videojuegos para definir el amor, que él ve como un "juego perdido". 

La capacidad emotiva de Laurence se ganó el voto de jurado y espectadores y todos ven al representante neerlandés como el claro candidato para suceder a la israelí Netta en la final del sábado. Sin embargo, otros cuatro países también se mantienen con opciones para robarle el trofeo en el último momento. El sueco John Lundvik ofreció todo un recital interpretativo junto a un delicioso coro góspel al servicio del tema "Too late for love". Una suma de voces arrolladoras y brillantes que vuelve a demostrar el tremendo ingenio de la delegación sueca para traer a Eurovisión productos compactos y extremadamente sugerentes para el gran público. Un séptimo triunfo para Suecia, que la igualaría a Irlanda en lo alto del palmarés eurovisivo, no es en absoluto descartable. 

Tampoco lo sería un segundo triunfo de Rusia con la estrella local Sergey Lazarev y "Scream", una balada digna de musical en el que el artista juega con el reflejo de los cristales y proyecciones en una trabajada escenografía que cuenta con el sello del griego Fokas Evangelinos, también director artístico de "La venda" de Miki. Tras quedarse el año pasado en semifinales por primera vez, los rusos apuestan fuerte y confían en Lazarev para recuperar su estatus de intocables. Mientras, Azerbaiyán también sorprendió con una escenografía futurista con robots fabricando el nuevo corazón del azerí Chingiz. El intérprete, muy solvente vocalmente, cerró la gala con una poderosa canción que combina a la perfección pop y sonidos tradicionales azeries. 

Suiza y Malta también estarán en la final del sábado al presentar dos propuestas frescas y muy actuales, en estrecha consonancia con el éxito de Eleni Foureira el año pasado con "Fuego". El suizo Luca Hänni imprime altas dosis de energía y baile con un tema pop con influencias latinas muy bien trabajada para la televisión. Mientras, la jovencísima Michela hizo honor al título de su canción - "Chameleon" - para cambiar de color durante su actuación con un juego de proyecciones muy hábil y llamativo. 

La apuesta edulcorada de la danesa Leonora, el mensaje feminista de la macedonia Tamara Todevska, la propuesta noruega de Keiino que incluye en su letra el yoik  - un tipo de canto especial utilizado por el pueblo lapón - y la balada pop con ritmos tradicionales de la albanesa Jonida Maliqi  lograron también el pase a una final de la que se han quedado fuera Armenia, Irlanda, Moldavia, Letonia, Croacia, Lituania, Rumanía y Austria.

Tras la semifinal de este jueves ya se ha completado el plantel de candidatas para el triunfo en la gran final de este sábado. Las diez elegidas se suman a las clasificadas el pasado martes - Chipre, Eslovenia, República Checa, Bielorrusia, Serbia, Australia, Islandia, Estonia, Grecia y San Marino - los países del Big5 - España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido - e Israel como país anfitrión. La organización del festival ha confirmado también que la reina del pop, Madonna, participará como invitada en la final e interpretará dos temas: "Like a prayer" y "Future". 

Lo más