Nuevo fracaso independentista: Cataluña no podrá participar en Eurovisión

La UER, ente organizador del famoso festival, cierra la puerta a TV3 en su nuevo intento para ganar reconocimiento internacional 

Los independentistas fracasan en todos sus objetivos: tampoco consiguen que Cataluña participe en Eurovisión

 

Javier Escartín
@javierescarting

Coordinador digital del Grupo COPE

COPE.ES

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:15

«Eurovisión está muy igualado este año, ¿verdad? El año que viene contará con un Estado participante más. ¡Cataluña!». La coordinadora general del PDeCat y diputada autonómica, Marta Pascal, dedicó el 13 de mayo de 2017 unos segundos a escribir un polémico tuit mientras veía la final de Eurovisión. En el momento de máxima emoción, cuando el portugués Salvador Sobral comenzaba a despuntar como ganador en las votaciones, la dirigente nacionalista se aventuró a decir en sus redes sociales que Cataluña formaría parte del gran show musical en su próxima edición. 

 


 

 


 

Por supuesto, se equivocó en su vaticinio. Pese a los continuos intentos independentistas, Cataluña sigue teniendo las puertas del festival cerradas. La Unión Europea de Radiodifusión (UER), ente organizador del certamen, ha vuelto a responder a la Corporación Catalana de medios Audiovisuales (CCMA) que no tiene hueco en el mítico concurso. 

“Como sabe --indica la misiva--, en mayo de 2018, el comité ejecutivo concluyó que la CCMA no cumple con los requisitos para ser miembro (...) No es una televisión nacional y Cataluña no es un país miembro de la Internacional Telecommunications Union (ITU) o del Consejo de Europa, como exigen los estatutos de la EBU", ha asegurado la corporación en una carta de respuesta a la solicitud de ingreso de la CCMA. Dicha misiva ha sido publicada este martes por el diario "Crónica Global".

Eurovisión es un objetivo preferente dentro de la órbita secesionista como estrategia para lograr el reconocimiento internacional del que, por ahora, carece. Sus intenciones no son nuevas, ya que el festival ha servido en muchas ocasiones de escaparate político para reivindicar la autonomía de algunos de los países participantes. Es el caso de muchos exyugoslavos y exsoviéticos, que en la década de los noventa reclamaron su entrada en Eurovisión como una clara demostración de independencia política.

Junto con Andalucía y Madrid, Cataluña es una de las regiones de donde más artistas eurovisivos han salido para representar a España a lo largo de sus casi sesenta participaciones. Hasta doce catalanes han defendido a TVE en el certamen; entre ellos, Peret (1974), Nina (1989), Sergio Dalma (1991), Beth (2003), Rodolfo Chikilicuatre (2008), Manel Navarro (2017), Alfred (2018) y Miki (2019). Ninguno de ellos lo ha hecho nunca en catalán.

Sin embargo, la lengua catalana sí ha podido escucharse en el certamen gracias a las seis participaciones de Andorra. De hecho, TV3 se implicó directamente en el debut del principado en 2004 sufragando parte de los gastos y emitiendo la preselección en la cual se eligió la canción elegida. Hasta el público catalán podía votar en este concurso. Para muchos, la candidatura andorrana de aquel año significaba la participación encubierta de Cataluña en el festival. Tanto la apuesta de Marta Roure, ganadora del programa pagado por TV3, como las otras cinco que envió posteriormente Andorra, no superaron la criba de las semifinales.



Paradójicamente, la polémica del catalán llevó a España a su primer triunfo eurovisivo hace ya casi medio siglo. En 1968, Joan Manuel Serrat fue elegido por TVE para representar al país con la canción «La La La». Sin embargo, apenas tres semanas antes del festival, el cantante declinó acudir a Eurovisión ya que la cadena pública le impidió interpretar el tema en catalán.

TVE se lanzó entonces a buscar sustituto de forma apresurada y finalmente se decantó por Massiel. La Tanqueta de Leganitos - de la misma discográfica que Serrat- tuvo que regresar de México a toda prisa, aprenderse la canción, buscar un vestido adecuado y viajar a Londres para participar en el festival. Con su floral conjunto de Courrèges y su lozana inocencia, Massiel obtuvo el 6 de abril de 1968 el primer triunfo para España en el certamen internacional.



Lo más