FoMO, la ansiedad por no vivir las vidas que vemos en redes sociales

El FoMO, que se traduce en el miedo de sentirse excluido, provoca que cada vez haya más jóvenes que están conectados a las redes sociales para no perderse nada de lo que publican sus amigos.

ctv-baw-media-998990 1920
  • item no encontrado

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02:26

Cada vez hay más gente en las redes sociales, y cada vez hay más personas que se ganan la vida compartiendo fotografías de sus viajes idílicos. Este fenómeno ha generado el crecimiento de una variante de un sentimiento que no es nuevo en el ser humano, el miedo de sentirse excluido. Este sentimiento ha evolucionado con la popularización del teléfono móvil y las redes sociales en el FoMO (las siglas inglesas de “Fear of Missing Out”), que se traduce en el miedo de perderse las cosas.

Esta nueva forma de ansiedad genera una necesidad compulsiva de estar conectados, atentos a las redes sociales, para no perdernos nada de lo que publica la gente que conocemos o que seguimos. Según estudios realizados sobre el FoMO, el 56% de los usuarios en redes sociales son sensibles a este tipo de trastorno de ansiedad, y la mitad de estos ha aumentado la frecuencia con la que visita las redes sociales. Además, los jóvenes son los que más suelen sufrirlo, y más los hombres que las mujeres.

Los síntomas de este trastorno de la ansiedad son la tristeza y el sentimiento de inferioridad, que puede provocar depresión y ansiedad. Las redes sociales empeoran este sentimiento, pero la solución no consiste en desenchufarse de las redes sociales, ya que eso solo evitaría los pensamientos pero no los eliminaría. La solución está en la educación, en corregir los sentimientos negativos. No debemos gastar el tiempo en pensar qué habría pasado si hubiésemos tomado otras decisiones, sino que debemos centrarnos en lo bueno.

En el mundo digital podemos conocer rápidamente qué hacen nuestros amigos en cualquier momento. Lo cual está unido a la falsa idea que crean las redes sociales de que todo es idílico, solo compartimos lo agradable y lo llamativo. Esto nos puede hacer pensar que la vida de los demás es mucho más interesante que la nuestra y refuerza la idea de que nos estamos perdiendo cosas. Este sentimiento de haber tomado la decisión errónea se conoce como FoBO (siglas inglesas de “Fear of a Better Option).

Como comentábamos anteriormente, este sentimiento no es nuevo. Es la manifestación moderna del miedo de exclusión (como animales sociales estamos programados para estar en grupo. El FoMO fue identificado por primera vez en 1996 por el Dr. Dan Herman, el cual publicó el primer el estudio académico sobre el tema en el 2000. Y la palabra fue añadida al diccionario de la lengua inglesa de Oxford en 2013.

Etiquetas

Lo más