¿Son los jóvenes españoles de ahora unos 'malhablados'?

COPE se acerca hasta los estudiantes para hacerles un experimento: ¿son capaces de resistirse a decir tacos en una conversación distendida?

Vídeo

 

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Editora multimedia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:49

Hemos descubierto en COPE que los jóvenes españoles utilizan un vocabulario que incluye hasta 745 palabras despectivas o que las utiliza para descargar adrenalina. Incluso los expertos en lingüística y en psicología infantil nos describen que la mayoría de estos adolescentes y universitarios pulen su vocabulario con el paso de los años y dejan de presentar a su “tronco” y comienzan a presentar a su “amigo”. Pero en COPE.es no nos hemos querido conformar con opiniones de expertos en lengua y educación, y nos hemos acercado hasta la calle para comprobar que estas teorías son ciertas o falsas: ¿los jóvenes de verdad son tan 'malhablados'?

Para ello nos hemos acercado hasta Ciudad Universitaria, en Madrid, donde se encuentran la mayoría de facultades de la Universidad Complutense de Madrid. Allí, micrófono en mano, hemos realizado un experimento: proponerle a los estudiantes mantener una conversación distendida. ¿El motivo? Lo que ellos pensaban era que se trataba de un experimento para descubrir qué expresiones locales son más comunes y cuáles se deslizan en el lenguaje juvenil. Pero, en realidad, se trataba de que se relajasen, pensaran en no decir las expresiones regionales y comprobar si se les escapa alguna palabra malsonante.

Sorprendentemente, los resultados han variado en función de donde se hacía el muestreo: en facultades como Farmacia, Medicina o Ingeniería de Telecomunicaciones, los estudiantes apenas dejaron deslizarse un taco o insulto. Eso sí, posteriormente reconocieron que los dicen en el día a día. Sin embargo, en facultades como Filología, Derecho o Ingeniería Agrónoma, los universitarios demostraron que se escapa alguna palabra más despectiva que otra en su vocabulario relajado.

Otro aspecto que pudimos comprobar es que es algo que se aplica tanto a chicas como a chicos y que, una vez se les revela el motivo real del experimento, no se avergüenzan de utilizarlos constantemente. Algunos incluso se jactan de que “debería usarse más”. Casos excéntricos también como el de una ciudadana china que mantenía que, tras solo 6 años viviendo en Granada, ya se le había pegado la costumbre de decir “'compae', que polla 'ice'”.

Lo más

En directo

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Reproducir

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Escuchar