UNED ELECCIONES (Entrevista)

Sarriá (candidata a la UNED): Siempre es momento de que una mujer sea rectora

Su "compromiso" con la UNED es lo que motiva a Encarnación Sarriá a presentarse a las elecciones para dirigir esta universidad, aunque destaca que "siempre es momento de que una mujer sea rectora" de cualquier centro universitario.,En una entrevista con Efe, Sarriá asegura que se debe promover una oferta académica que "además de formar ciudadanos críticos, permita a sus estudiantes mejorar su futuro profesional". ,PREGUNTA: ¿Por qué decide presentarse

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 10:32

Pilar Rodríguez Veiga

Su "compromiso" con la UNED es lo que motiva a Encarnación Sarriá a presentarse a las elecciones para dirigir esta universidad, aunque destaca que "siempre es momento de que una mujer sea rectora" de cualquier centro universitario.

En una entrevista con Efe, Sarriá asegura que se debe promover una oferta académica que "además de formar ciudadanos críticos, permita a sus estudiantes mejorar su futuro profesional".

PREGUNTA: ¿Por qué decide presentarse a dirigir la UNED?

RESPUESTA: Mi decisión nace de mi compromiso con mi universidad. Creo que la misión de la UNED, como universidad pública que garantiza la igualdad de oportunidades en el acceso a la formación universitaria, adquiere un especial valor en el momento actual, en el que la formación superior debe desempeñar un papel de acompañante continuo en todo el ciclo vital y de desarrollo profesional de las personas.

Mi amplia experiencia, como docente e investigadora, y en especial en gestión universitaria, me ha permitido conocer a fondo cuáles son nuestras fortalezas, pero también las necesidades de cambios ante los nuevos retos.

Necesitamos un plan de trabajo sólido, un proyecto estratégico con una gobernanza eficaz, transparente, comprometida, participativa y dinámica, capaz de aunar voluntades y motivar a toda la comunidad para dar el mejor servicio público. Estoy dispuesta y decidida a liderar esta nueva etapa con toda la determinación de reforzar el papel de la UNED.

P: ¿Cree que es hora de que una mujer vuelva a ser rectora en la UNED?

R: Siempre es momento de que una mujer sea rectora de cualquier universidad y, por supuesto, también de la UNED. El hecho de que únicamente el 16,3 % de las universidades públicas y el 26,9 % de las privadas tengan mujeres rectoras es lo suficientemente llamativo como para considerar que algo tiene que cambiar, aunque, por fortuna, los movimientos sociales recientes ya caminan en esa dirección.

Nuestra universidad fue la primera que contó con una rectora y hemos tenido otra más, por lo que podemos ser un ejemplo en este sentido.

Cuento con la fuerza que me da la experiencia de haber desarrollado cargos de gestión y con gran ilusión para afrontar un proyecto de transformación y mejora de nuestros recursos y metodología.

P: ¿Cuáles son los principales cambios que en su opinión necesita la UNED?

R: Ya ha experimentado grandes cambios por la incorporación al Espacio Europeo de Educación Superior y por el aprovechamiento de las TIC. Un estudiante puede seguir tutorías en su centro y desde cualquier lugar conectado a Internet, dispone de grabaciones de miles de clases y tutorías, pero también puede hacer una práctica de física o de ingeniería accediendo de forma remota a un laboratorio y manejando de forma telemática instrumentos reales.

Estamos en buena línea, pero tenemos que seguir avanzando, adaptarnos a los cambios actuales para seguir siendo esa opción preferida por la mayoría de nuestros ciudadanos (72 %), que buscan modalidades flexibles para sus estudios universitarios.

El aprovechamiento del llamado Big Data y las analíticas de aprendizaje deben permitirnos conocer mejor las necesidades de nuestros estudiantes, ofreciéndoles el soporte que requiere el gran esfuerzo que supone compatibilizar trabajo, estudio y vida social, personalizando cada vez más el apoyo que necesitan.

La UNED ha de ser capaz de dotar a su personal docente e investigador y profesores tutores del apoyo de aplicaciones de Inteligencia Artificial que potencien su trabajo.

P: P: La UNED ha empezado a modernizar la oferta académica.

R: Dispone en estos momentos de una oferta académica amplia y diversa que se está enriqueciendo con incorporaciones como el grado en Criminología o el próximo de Magisterio en Educación Infantil.

El objetivo no puede ser simplemente incrementar titulaciones, sino pensar cómo podemos responder a las necesidades de una sociedad en continuo proceso de transformación.

Queremos empezar, además, con nuevos tipos de programas de formación como las micro titulaciones que, en un tiempo corto, permitan a nuestros estudiantes mejorar su empleabilidad.

La UNED, como universidad pública, debe promover una oferta académica que además de formar ciudadanos críticos permita a sus estudiantes mejorar su futuro profesional.

P: El ministro Pedro Duque anunció recientemente que se iba a renovar el estatuto del profesor tutor. ¿Qué cambios necesitan los profesores en la UNED?

R: Hay que destacar la peculiaridad de la figura del profesor tutor de la UNED, inexistente en las restantes universidades. Son cruciales en nuestro sistema de enseñanza semipresencial por el apoyo al estudiante en su proceso de aprendizaje y en la aplicación de la evaluación continua.

Estamos completamente de acuerdo con la iniciativa para superar el actual RD 2005/1986, con la finalidad de buscar un nuevo marco jurídico que actualice, dignifique y reconozca la figura del profesor-tutor, especialmente su valoración en los procesos de acreditación y reconocimiento docente.

P: ¿Cómo conseguir que la UNED sea la universidad de referencia en España y en el exterior?

R: Reforzando nuestra visibilidad y nuestras señas de identidad. Somos la universidad de referencia para la formación flexible y compatible con otras actividades y para la actualización de conocimientos a lo largo de la vida, pero tenemos que liderar la introducción de elementos de innovación y transformación educativa.

En el exterior hemos de reforzar la labor de nuestros centros, que podrían permitir estudiar titulaciones oficiales españolas, siendo especialmente relevante el papel que podemos jugar en Latinoamérica.

Lo más