Presenta una proposicón de ley

El PSOE quiere que la eutanasia sea una prestación del Sistema Nacional de Salud

El secretario de Justicia y Nuevos Derechos, Andrés Perelló, y la secretaria de Sanidad, Luisa Carcedo. EFE

COPE.es | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:27

El PSOE quiere que la eutanasia sea una prestación del Sistema Nacional de Salud y ha presentado una proposición de ley para su regulación.

Los socialistas defienden que la eutanasia sea un nuevo derecho constitucional porque el Estado, dice, no puede mirar para otro lado y debe dar un paso más.

Luisa Carcedo, secretaria socialista de Sanidad, pide que se incluya como una prestación más dentro de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, porque "de esta forma se asegura que esta prestación se realiza con carácter universal para aquellas personas que reúnan los requisitos y que se encuentren en esas circunstancias". 

El texto recoge el derecho a la objeción de conciencia de los médicos, que deberán pedirlo anticipadamente y por escrito, pero los socialistas aseguran que tiene que primar el derecho del paciente para un proceso garantista que duraría un tiempo mínimo de 32 días.

El secretario de Justicia y Nuevos Derechos del PSOE, Andrés Perelló, ha dicho que la propuesta regularía y legalizaría la eutanasia en determinados supuestos y descarta que ésta pueda realizarse bajo "presión externa de cualquier índole".

Según Perelló, deberían tener derecho a la eutanasia las personas que requieren cuidados paliativos por una enfermedad grave e incurable, y también aquellas "que deciden no vivir más" en casos de discapacidad grave crónica y que padezcan un "sufrimiento insoportable".

Los solicitantes deberían tener nacionalidad española o residencia legal en España y disponer de la información que exista sobre las diferentes alternativas y posibilidades de actuación, incluida la de acceder a cuidados paliativos.

Además, de acuerdo con la propuesta del PSOE, se deberá formular la solicitud de manera voluntaria por escrito y firmarla en presencia de un profesional sanitario que la rubricará, tras lo que se abre un plazo de quince días.

Posteriormente habrá otro periodo de diecisiete días para que la petición sea analizada por otro médico. Finalmente se pondrá en conocimiento de la Comisión de Evaluación y Control.

Etiquetas

Lo más