Descubre cuál es el origen del Día de Sant Jordi

Cataluña celebra esta jornada de martes su patrón

Descubre cuál es el origen del Día de Sant Jordi

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 01:50

Este martes 23 de abril, como cada año, se celebra el día de Sant Jordi, patrón de Cataluña, que coincide con el Día del Libro, que conmemora la muerte de dos grandes plumas de la Historia de la literatura: Migue de Cervantes y William Shakespeare. Una jornada festiva y especial para los catalanes, donde la tradición es que las mujeres regalen libros a los hombres, mientras los últimos regalan a las mujeres rosas. ¿De dónde viene esta tradición?

 El origen más fiable y generalmente aceptada, es que esta tradición naciera en el siglo XV, cuando los hombres hacían llegar la rosa a la mujer de la que estaban enamorados a través de un amigo. Pero ha logrado mantenerse durante tanto tiempo gracias a la Feria de Rosas que se instalaba en el Palacio de la Generalitat, en el lugar en el que las mujeres asistían a misa con motivo del día de Sant Jordi. Una tradición que, desde el año 1930, ha quedado unida al Día del Libro. Con el paso del tiempo, aquel detalle se extendió a amigos y familiares. Ya en la actualidad, cuando se encuentran fuera de la ciudad, muchos deciden enviar rosas a domicilio a través de Internet para que esa persona tan especial no se quede sin su rosa de Sant Jordi.

Leyenda

No obstante, la historia más popular sobre el origen de Sant Jordi tiene más relación con la novela caballeresca y la fantasía. Según cuenta la leyenda, la villa de Montblanc estaba siendo aterrorizada por un dragón a las afueras del pueblo. Conforme pasaba el tiempo, se iba a acercando a las murallas, por lo que los vecinos tuvieron que crear una argucia para alejarlo. En un primer momento, le daban de comer animales, pero una vez se acabaron las provisiones, empezaron a sacrificarse ellos mismos.

De esta manera, colocaron los nombres de cada uno, incluidos los reyes, en un recipiente. Cada día, una mano inocente decidía quien moriría a la mañana siguiente. Un día, la escogida fue la princesa y, a pesar de las súplicas del rey, la doncella salió de las murallas y se dirigió hacia su destino.

Una vez que el dragón avanzaba hacia ella, apareció un caballero, llamado Jordi, que arremetió contra la bestia dejándolo gravemente herido. Cuando el caballero remató al dragón, de su sangre creció un rosal del que brotaron rosas rojas. Posteriormente, Jordi entregó a la princesa la rosa más bella. De ahí la tradición de que los hombres les regalen a las mujeres una rosa roja, como símbolo de pasión, con una espiga que simboliza la fertilidad.

Etiquetas

Lo más