COPE

Biocombustibles avanzados: Descubre las 5 claves para entender su importancia para descarbonizar la movilidad

Estos combustibles de baja huella de carbono, fabricados a partir de residuos biológicos, serán una de las soluciones clave para reducir emisiones del sector del transporte

Biocombustibles avanzados: Descubre las 5 claves para entender su importancia para descarbonizar la movilidad

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 08:10

El cambio climático es uno de los principales retos a los que nos enfrentamos actualmente. La prioridad es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que genera la actividad del ser humano, para lo que se están desarrollando nuevas tecnologías. En el transporte, por ejemplo, la clave pasa por combinar diferentes soluciones, como el hidrógeno, la electrificación y una nueva generación de biocombustibles, los avanzados.

Los biocombustibles avanzados son combustibles líquidos de baja huella de carbono, fabricados a partir de residuos de origen biológico que pueden proceder de la basura que generamos en casa, pero también de la agricultura, la ganadería, la industria agroalimentaria o los trabajos forestales de limpieza y mantenimiento. Su principal ventaja es que se pueden utilizar en los motores de los vehículos actuales, por lo que serán fundamentales para descarbonizar sectores de la movilidad donde la electrificación resulta más complicada, como el transporte pesado de mercancías por carretera, la aviación o el transporte marítimo.

En 2020, la Comisión Europea presentó la Estrategia para una Movilidad Inteligente y Sostenible, que pretende reducir el 90% de las emisiones de CO2 del sector del transporte en 2050. Para lograrlo apuesta, entre otras medidas, por promover el uso de combustibles líquidos bajos en carbono como los biocombustibles avanzados, ya que su uso es la forma más rápida e inmediata de reducir la huella de carbono del transporte, sin necesidad de esperar a la renovación del parque o al desarrollo de infraestructuras de recarga.

Desde hace años, los combustibles tradicionales ya incorporan por ley un porcentaje mínimo de biocombustible en su composición. El pasado 30 de marzo, el Consejo de ministros aprobó el Real Decreto que fomenta el uso de los biocarburantes, estableciendo una obligación de penetración de los biocombustibles del 9,5% en 2021 y el 10% en 2022, sobre el total de ventas de combustibles en el transporte.

Entre los beneficios de los biocombustibles avanzados, encontramos:

  1. El uso de biocombustibles avanzados conlleva una reducción de emisiones de dióxido de carbono superior en todos los casos al 65% y puede llegar a superar el 100%
  2. Estos biocombustibles avanzados tienen propiedades físico químicas similares a los combustibles actuales, por lo que se pueden utilizar en los motores de coches, camiones, aviones y barcos.
  3. Se pueden suministrar a través de la amplia red de distribución y repostaje ya existente para gasolinas, gasóleos y querosenos.
  4. Su fabricación supondrá una enorme oportunidad de desarrollo industrial para España. Contribuirá al desarrollo tecnológico del sector, al tiempo que genera actividad económica y empleo, garantizando la continuidad de polos industriales.
  5. Su fabricación puede favorecer un uso más eficiente de los recursos, materias primas y productos a lo largo de su ciclo de vida, reduciendo la cantidad de residuos que llega a los vertederos

Una economía eficiente que, en España, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima secunda, reconociendo que los biocombustibles constituyen la tecnología renovable más ampliamente disponible y utilizada en la actualidad en el transporte, especialmente en sectores como el de los vehículos pesados y el de la aviación, donde la electrificación presenta dificultades actualmente. Por su parte, la Ley de Cambio Climáticoy Transacción Energética, aprobada el pasado mayo, contiene un artículo dedicado a los combustibles alternativos sostenibles en el transporte, con especial énfasis en biocombustibles avanzados y otros de origen no biológico como los combustibles sintéticos, fabricados a partir de hidrógeno renovable y CO2 capturado.

LOS BIOCOMBUSTIBLES EN ESPAÑA

En nuestro país existen empresas pioneras en la fabricación de biocombustibles avanzados. Entre ellas, Repsol, que en agosto produjo en su Complejo Industrial de Petronor, en Bilbao, el primer lote de biojet en Españaobtenido a partir de residuos: un combustible sostenible para la aviación.

De este lote salió precisamente el biojet con el que Iberia ha completado hace unos días un vuelo entre Madrid y Bilbao, que se convirtió de esta forma en el primero realizado en Españacon combustible fabricados con residuos. En total, este vuelo ha logrado reducir la emisión de 1,4 toneladas de CO2 a la atmósfera, en lo que supone un paso más hacia la descarbonización del sector de la aviación.

Por último, como noticia destacable, en Cartagena se construye actualmente la primera planta de fabricación de biocombustibles avanzados. La futura planta, construida por Repsol, suministrará 25.000 toneladas al año de hidrobidiésel, biopropano y biojet para aviones, camiones y coches. Estará operativa en 2023.

El resultado serán biocombustibles que se pueden usar actualmente en los motores sin necesidad de cambios y que supondrán un ahorro de emisiones de 900.000 toneladas de CO2 al año. Una cantidad parecida al CO2 que absorbería un bosque del tamaño de 180.000 campos de fútbol.

Hasta aquí llega el impacto de los biocombustibles avanzados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los biocombustibles avanzados, claves para luchar contra el cambio climático

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo