COPE

Los elefantes en la guerra: así usaban los ejércitos antiguos a los paquidermos como arma secreta

Los guerreros antiguos optaron por utilizar estos animales como arma de combate, ¿pero por qué elefantes y no otro animal?

ctv-mtf-foto-destacada

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 05 ene 2022

Los guerreros de la antigüedad no solo eran educados para estar sometidos a una gran presión y saber manejar sus emociones en medio de un combate, sino también para adoptar una serie de armas desconocidas por el enemigo. De esta forma, además de pillarle desprevenido, eran capaces de partir con ventaja. De hecho, así fue como en la Antigüedad, las distintas potencias contaban con unidades de elefantes de guerra, que les servían como apoyo y como arma secreta.

Ha sido este asunto precisamente, el uso de los elefantes en las guerras antiguas, lo que ha abordado recientemente el historiador y especialista en Cultura Antigua, @EAgesilao, un usuario de redes sociales que comparte información sobre episodios concretos de la historia en su perfil de Twitter, basándose en la obra ‘War Elephants’ del autor Konstantin Nossov.

En primer lugar, el historiador remarca que “los caballos y los camellos se usaron como transporte”, mientras que el uso de perros nunca “ha estado generalizado”. Es por ello, que los elefantes fueron utilizados, durante muchos años, como un arma. De hecho, sus orígenes o la primera vez que se tuvo constancia de esto fue en la India o el sudeste asiático. “No llegarían noticias suyas al Mediterráneo hasta la llegada de Alejandro a la India”, recoge el historiador. No obstante, y llegados a este punto, cabe hacerse una pregunta: ¿por qué los guerreros antiguos optaron por utilizar elefantes como arma de guerra?


Los elefantes, el arma secreta de los ejércitos en la antigüedad

Como ya venimos contando, los guerreros optaron por utilizar estos animales como arma de combate, ¿pero por qué elefantes y no otro animal? Al parecer, según relata en el hilo el historiador, fue el comandante griego Seleuco I Nicátor el primero en tener un total de 500 unidades de elefantes en sus filas.

“Se buscaban principalmente elefantes machos, ya que tenían mayor tamaño, peso y contaban con grandes colmillos”, asegura el historiador. Al parecer, criarlos estando en cautividad era realmente complicado, “ya que no se solían reproducir fácilmente, por lo que se debían capturar ya de adultos”, continúa. Los elefantes debían tener una edad mínima para poder participar en una batalla, que al parecer era de 20 años. No obstante, a pesar de esta edad mínima, la idónea era de unos 40.

En este sentido, ya no solo hay que hablar de la edad mínima, sino del entrenamiento que debían recibir, al igual que lo hacían los soldados. Dicho entrenamiento “no podía comenzar hasta que estuviera mínimamente amaestrado”. ¿Cómo lo conseguían? Trataban de volverlo “dócil” empleando métodos muy duros, como “hacerle luchar con otros elefantes o someterle a sed y hambre”.

ctv-03w-fotos-elefantes-1



Al final, esta serie de estrategias no solo servían para hacerlos fuertes, sino también para estimular su capacidad de aguante y de lucha. Una vez conseguían ser amaestrados con este tipo de métodos, ahí comenzaba verdaderamente su entrenamiento militar, en el cual se les hacía correr “a unos 16 kilómetros por hora, saltar vallas, evitar obstáculos o luchar con otros elefantes”, explica el historiador. Además, estos elefantes también eran expuestos “a ruidos fuertes para que se acostumbraran”. Con esta serie de estrategias, se conseguía que un militar fuera capaz de subirse a lomos del elefante, que recibía el nombre de ‘mahout’, “el conductor y adiestrador del elefante”. Este era, al parecer, un trabajo “sumamente especializado y muy importante”.

Los escritos antiguos recogen que había dos tipos de elefantes: por un lado de los africanos y por el otro los indios o asiáticos, pero lo cierto es que en la antigüedad se utilizaron ambos. Al parecer, y a modo de curiosidad, los elefantes africanos temían a los indios, tal y como quedó demostrado en la batalla de Rafia, en la que se enfrentaron “egipcios con elefantes de bosque africanos y a seléucidas con elefantes indios”. Los primeros se mostraron con miedo a luchar contra los elefantes indios.


¿Cómo se usaban los elefantes en batalla?

Se trata de otra de las cuestiones a las que el historiador trata de dar respuesta. De hecho, tal y como recoge el historiador en el hilo, en la batalla de Hidaspes, Alejandro sí enfrentó a los elefantes y le fue “muy complicado”, ya que sus caballos no estaban acostumbrados “al olor y bramidos de los elefantes, se alejaban de ellos”, por lo que Alejandro tuvo que “flanquear desde muy lejos con su caballería”. Más adelante, tuvieron que entrenar a los caballos para poder hacer frente a estas enormes criaturas en batalla.

En cualquier caso, la batalla más importante en la que los elefantes desempeñaron un papel fundamental fue la de Ipsos, que enfrentó a los ejércitos de Antígono I y Demetrio Poliorcetes con las tropas de Lisímaco y Seleuco, con el único objetivo de luchar por el imperio de Alejandro.

Seleuco llevó consigo 500 elefantes y lo utilizó de forma estratégica: 100 fueron enviados al frente, sirviendo a modo de escudo, y sirvió para poder lanzar a toda su caballería. Cuando los enemigos quisieron retroceder, los elefantes cortaron el paso a las tropas, impidiendo que pudieran entrar de nuevo en la batalla y se vieron obligados a huir.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar