Cocinas solares y aceras absorbentes: así es una mañana en la Cumbre del Clima en Madrid

Hay que pasar varios controles para poder entrar dentro del recinto

Cocinas solares y aceras absorbentes: así es una mañana en la Cumbre del Clima en Madrid

Zipi

Ana Palacios
  • item no encontrado

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 01:29

Llegamos a Ifema a primera hora de la mañana. Hay que pasar varios controles para poder entrar dentro del recinto. Lo primero, agentes de la Policía Nacional que te piden que abras el maletero y miran de arriba abajo cada parte del vehículo. Una vez dentro, toca acreditarse y pasar más controles, como si estuviéramos en el aeropuerto. Hacemos cola, dejamos nuestros objetos en una bandeja y pasamos el arco de seguridad. Seguimos andando y por tercera vez otro control, esta vez simplemente tenemos que enseñar nuestra acreditación.

La Cumbre del Clima ocupa varios pabellones, desde el 4 hasta el 10 donde se encuentra situada la prensa. Para llegar hasta nuestra mesa tenemos que recorrer todos los espacios, donde vemos mesas de trabajo, stands de los distintos países y conferencias.

Nos damos una vuelta por algunos de esos stands, nos paramos en el de Qatar donde nos dejan probar unas gafas de realidad visual, paseamos por su metro, que ya sabemos tiene mano española. De ahí nos levantamos y nos encontramos con un pequeño e innovador invento. Una placa solar sobre la que han colocado una cacerola. Nos explican que es una cocina 100% solar. Fácil de utilizar en el exterior pero también nos dicen para usar dentro de una cocina gracias a otra placa que se sitúa fuera de la vivienda y que actúa en modo de espejo para que la luz llegue hasta donde estamos cocinando.

No es el único invento que nos llama la atención. Una acera absorbente. Llega desde Taiwan y nos explican que gracias a unos pequeños poros en el cemento el agua de la lluvia puede absorberse y quedar acumulada debajo para después poder ser reutilizado por ejemplo para el riego. Una forma inteligente de ahorrar dinero y de ahorrar mucho agua.

Lo más