En La Mañana

Diez razones para no descuidar la relacion de pareja cuando hay hijos

Las parejas pasan por etapas amorosas en su relación, de la pasión desenfrenada de los primeros tiempos, al amor maduro e intenso cuando ya se tienen hijos. En COPE, los terapeutas de pareja, Olga Córdoba e Iñaki Vázquez, nos dan claves para mantener vivas las llamas.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:48

1.- Una pareja, asegura el doctor Vázquez, con el tiempo pasa a un amor más intenso y real porque al principio la explosión de adrenalina, serotonina y neurotrasmisores que nos inundan nos hacen ver en el otro más una proyección de lo que deseamos que lo que realmente es.2.-Con el paso del tiempo,  con la convivencia, vamos viendo lo que tenemos enfrente, a la persona real. En ese punto es inevitable la desidealización de la persona y se ve reflejado en la vida real. Al principio es más explosiva, más pasional y pasamos a una relación más madura pero igual de placentera o incluso más que al principio.3.- Cuando ya han nacido hijos, el sexo es mucho más complicado, dice la doctora Olga Córdoba, incluso para elegir el momento. Suena a tópico lo del cansancio, el estres, los niños, las interrupciones. No es tópico, es realidad y las parejas deben esforzarse por matener viva la intimidad pese a ser conscientes de que cuesta.4.- La psicoterapeuta, Esther Perel,  asegura que "el sexo trae hijos y los hijos se llevan el sexo". La doctora Córdoba dice que no se puede ser tan radical, no tiene por qué desaparecer el sexo y a veces, utilizamos a los hijos como escusa, decimos que estamos cansados por los hijos. Hay que esforzarse por mantener  la vida sexual activa.5.-Cuando nace un niño, cambian las cosas.Los hijos son la causa de la asimetría sexual en la pareja, dice Iñaki Vázquez. El marido puede reclamar más atención sexual y la mujer no puede. El hombre debe esforzarse en cuidar a la mamá y al bebé.6.- Lo que está claro es que los niños si se llevan los prolegómenos al momento de la relación, pero lo que nunca debe desaparecer, son los gestos cariñosos entre las parejas. Dice OIga Córdoba que incluso es bueno que los niños vean ese cariño, la ternura que se tienen y cuando uno llega a casa, la primera atención debe ser a la pareja.7.-No es justo culpar a los hijos de que la pareja vaya mal. Debe ser el hombre y la mujer los que se cuiden mutamente y de forma individual porque después de nacer los hijos tanto el hombre como la mujer no ven tan atractivo al otro. Por ello debe ser una preocupación el cuidarnos por nosotros y para el otro. Gustarse y gustar.8.- La actitud debe ser positiva y no caer en la tentación de culpar al trabajo, las ocupaciones, el caos social o familiar. Cada uno debe poner su granito de arena porque si no, cuanto menos haces, menos quieres.9.- La mujer debe cuidar al marido porque cuando nace el niño, se siente desplazado por ese bebé.10.-Lo mejor para mantener la intimidad en pareja cuando hay niños es cuidar su espacio de pareja. Los psicoterapeutas, Córdoba y Vázquez recomiendan el pestillo en la puerta. Las relaciones pueden ser muy intensas si se cuidan y el reencuentro entre hombre y mujer cuando los hijos se van a la universidad es muy bonito.

Lo más