Cinco jardines de Madrid perfectos para el buen tiempo

Poco a poco van subiendo las temperaturas y los jardines abren sus puertas para el uso y el disfrute de los ciudadanos. Ofrecemos cinco estupendos jardines de la capital para pasar un día muy agradable.

La Fuente del Estanque Ochavado, en El Retiro

 La Fuente del Estanque Ochavado, en El Retiro

  • item no encontrado

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 23:33

Estos jardines y parques que recomendamos son muy famosos y tienen zonas poco conocidas que merecen la pena ser visitadas.

Parque del Retiro: el 'pulmón' de Madrid es, sin duda, el parque por excelencia. No es el más grande toda la ciudad (125 hectáreas y más de 15.000 árboles, solo superados por la Casa de Campo) pero tiene su merecida fama ganada a pulso gracias a su ubicación en el centro de Madrid y su excelente variedad de oferta: muy agradables paseos, zonas verdes en las que poder sentarse, kioscos, terrazas, el lago e incluso una zona con barras para hacer deporte.

Su alto nivel de cuidado y sus muy amplios horarios (abierto todos los días) lo hacen perfecto para el buen tiempo. Especial atención merecen algunos de sus jardines: el jardín de Vivaces, los jardines de Cecilio Rodríguez (jardines clasicistas con aires andaluces), los jardines del Arquitecto Herrero Palacios, la Rosaleda (colección de rosas) y el Parterre Francés con el Ciprés Calvo.

Parque El Capricho de la Alameda de Osuna: otro clásico de la capital. No tiene el mismo nivel de fama del Retiro por hallarse a cierta distancia del centro pero merece toda la atención posible. Fue creado creado en 1784 por los Duques de Osuna y especialmente por la duquesa, doña María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel. Destaca algo que no se ve a simple vista pero es una joya histórica: un búnker de la Guerra Civil que admite visitas guiadas.

El parque alberga una importante riqueza botánica, escultórica y artística. Contiene templetes, ermitas, fuentes, plazoletas y el palacio de los duques (que a partir de 2019 acogerá en sus tres plantas un museo dedicado a la duquesa de Osuna y a la época que representa, la Ilustración). El jardín ofrece tres estilos diferentes: el parterre o jardín francés, el paisaje inglés y el giardino italiano. También es de acceso gratuito pero el aforo máximo es de 1.000 personas.

El gran problema para los amantes de los animales es que no se les permite a éstos el acceso, y lo mismo para los amantes del deporte y los patines ya que las bicicletas y los patines están prohibidos. Dentro tampoco se puede jugar con la pelota, y tampoco se puede comer. Muchos límites, sin duda, pero la belleza del lugar merece la pena. Sólo abre sábados, domingos y festivos.

Madrid Río: las titánicas obras llevadas a cabo durante meses dieron como resultado un espectacular paseo abierto. Sin vallas ni puertas, es como el Retiro a nivel variedad: monumentos históricos, instalaciones de ocio y cultura, 17 áreas de juegos infantiles y mucho más.

Además permite ver emplazamientos como el estado Vicente Calderón (hasta que llegue su derribo), el Centro Comercial Príncipe Pío y acceso directo a la Casa de Campo. Sin duda, una de las opciones favoritas de miles y miles de personas que se acercan a él. Abierto siempre, sin límites ni horarios.

Casa de Campo: la susodicha está colindando con Madrid Río y es otro sitio estupendo para pasar un día rodeado de campo. Tiene 1722,60 hectáreas que lo convierten en el mayor parque público de Madrid y además lleno de ofertas para todos los gustos: los que quieran descansar tienen zonas verdes tranquilas, y los que quieran emociones fuertes no pueden dejar de visitar el Parque de Atracciones. Un término medio se encuentra en el Zoo, con animales tranquilos y otros más fieros.

¿Se prefieren las vistas espectaculares? Entonces el Teleférico es la mejor opción. También tiene instalaciones deportivas y recintos feriales. En estos momentos el inmenso estanque está vacío en situación de rehabilitación, pero volverá a estar lleno de agua para su uso con barcas. Está abierto todo el año sin límites pero tiene una pequeña restricción: cerrado al tráfico privado.



Parque Juan Carlos I: 160 hectáreas llenas de variedad con un olivar de más de 2.000 ejemplares, un lago, un auditorio, una colección de esculturas al aire libre y un centro de actividades.

¿Se hace poco? También hay una gran pista de patinaje, un lago y una ría donde practicar deportes y un servicio de alquiler de bicicletas gratuito. Los fines de semana se organizan multitud de talleres para los más pequeños. Gratis y abierto todos los días.

Etiquetas

Lo más