Fórmula 1 | GP Malasia

Alonso: "Podemos estar cerca de la pole"

El piloto de Ferrari se mostró muy optimista después de la primera jornada de pruebas del GP de Malaisia. Terminó cuarto a espaldas de Massa, Vettel y Raikkonen. Red Bull vuelve a tener problemas con el desgaste de las ruedas.

Fernando Alonso, en el circuito de Sepang (Reuters)

Fernando Alonso, en el circuito de Sepang (Reuters)

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 01:26

Fernando Alonso nunca se vuelve loco después de un primer días de pruebas. Normalmente se limita a decir que se trata de un viernes normal y que están contentos por cumplir el programa. Esta vez, con algunos de sus rivales aún regresando a boxes y una nube de cámaras y grabadoras a su alrededor, se puso las gafas de sol, alzó la barbilla y lanzó un mensaje en italiano de puro optimismo: “Esperamos mejorar respecto a Australia. No podemos ser pesimistas en este circuito. Tenemos que apuntar alto, hace mucho que no optamos a la primera fila de parrilla y aquí la podemos tocar con la mano. No me salió bien la vuelta por algunos problemas que sufrí en el coche. Aquí podemos estar cerca de la pole”. En España toca café con Fórmula 1. Mañana a las nueve saldrán los coches a la calificación con la seria íncógnita de la lluvia. Todos los días el cielo truena y, en esta primera jornada, con esas condiciones, Alonso voló. Como ya hiciera en su apasionante triunfo de 2012, empezó a tomar todas las curvas de Sepang por fuera, la teórica zona sucia en seco, donde están las virutas de goma, y a endosarle al menos medio segundo por vuelta al resto. Fue un dejavú de la exhibición de hace doce meses. Y, cuando un periodista de una tele alemana le preguntó por sus mejores recuerdos en Fórmula 1 se destapó con un deseo demoledor: “Siempre me acuerdo de los dos títulos, pero, entre todas mis carreras aquí en esta pista he vivido las mejores. Como la de 2012 y esperemos que la de 2013, la del bicentenario, vuelva a dejarme un hermoso recuerdo”. Mensaje a Vettel. El español de Ferrari, con su mono rojo perfectamente estirado, no se moja sobre sus preferencias entre condiciones de agua o de seco: “Mañana, que sea lo que sea. El coche ha ido bien en todas las condiciones y era una de las cosas que deseábamos ayer, ponerlo en una pista más o menos normal y ver que funcionaba, que las sensaciones del invierno y de Australia eran ciertas. A falta de la carrera, estamos muy contentos con el coche y nos sentimos cómodos. En seco podemos ser también muy competitivos, podríamos estar un poco más arriba, o incluso primeros tanto en seco como en mojado. Y a ver que pasa mañana, puede llover, y si llueve estamos preparados”. El problema será el domingo, se esperan cuatro paradas en seco o quizás hasta cinco (una frontera límite para la que podría no haber juegos de gomas) y la pole puede no servir de nada. Así lo reconoce Fernando: “Con la degradación que hay y todas las paradas que va a haber, un buen coche en carrera te puede dar algo más que un buen coche en la crono. Pero intentaremos salir delante, siempre es mejor. Será importante la salida, luego la estrategia y a ver cuantas paradas hay, porque la degradación es más alta que en Australia”. En ese arte del mimo con unos compuestos que se desgajan en algunos casos a tiras, el piloto y coche que menos consume los neumáticos es Raikkonen con el Lotus, como en Australia. Son favoritos a la victoria. Ferrari no está del todo mal (sobre todo con el compuesto medio) y Red Bull ha vuelto a sufrir. Tienen un serio problema con lo que antaño era una virtud. La habilidad del RB9 para calentar los neumáticos es un drama con unos compuestos tan blandos, que se calientan solos. Y las condiciones de Sepang lo agravan. Webber ha despotricado contra Pirelli: “La F-1 está dominada por las ruedas. Ruedas, ruedas, ruedas, sólo se habla de eso. Los neumáticos de seco sólo han ido bien cuando llovía”. Y Vettel avisa: “Estamos rodando por debajo de nuestro potencial debido al terrible desgaste de los compuestos. Espero que haya neumáticos suficientes para la carrera”. La multinacional italiana, mientras tanto, se mantiene firme ante las presiones. Así lo afirma su director; Paul Hembery: “Hemos tenido la mejor carrera en Australia en años, no veo motivo para cambiar los neumáticos y estropear entonces el espectáculo”.

Lo más