Vídeo

"La Ingobernable": así es el 'objetivo okupa' de Almeida

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado12:27

El Ayuntamiento de Madrid ha fijado el 2 de septiembre como fecha para el desalojo del centro social okupado La Ingobernable, en pleno centro de la capital, pero los colectivos sociales encargados de su gestión sacan pecho de su labor y defienden que “pueden desalojar un edificio pero no las ideas”. La Ingobernable abre sus puertas todos los días a las siete de la tarde para poner a disposición de los madrileños la oferta “contracultural” en los más de 3.000 metros cuadrados del edificio, que reparte sus salas entre clases de idiomas, danza, yoga, boxeo o charlas. Al entrar, una barra de bar conocida como La Cafeta ofrece tercios de cerveza, tortilla de patatas vegana, hummus y agua gratis.

La gestiona cada día uno de los más de 180 colectivos que participan en La Ingobernable y sirve como punto de encuentro y bienvenida para las más de cien mil personas que han pasado por este centro en sus dos años de vida. En la fachada del edificio cuelga un cartel de “somos ingobernables” y sus inquilinos okupas insisten a Efe en esta idea: “Pueden desalojar un edificio pero las ideas y las personas que han germinado en estos dos años no se pueden cerrar, por eso somos indesalojables”.