COPE

Urrechu rescata el mítico Zalacaín: “Hay que mantener la esencia del restaurante”

El emblemático restaurante de la capital reabre sus puertas después de dieciséis meses cerrado.

Audio

Carmen Broncano

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:47

Como tantos otros, el restaurante Zalacaín tuvo que echar el cierre en marzo de 2020. La pandemia impidió su reapertura cuando las medidas empezaron a relajarse. El emblemático restaurante de Madrid entró en concurso de acreedores y fue el empresario y chef Íñigo Urrechu el que sacó adelante el proyecto.

Urrechu tiene 51 años y lleva 35 en cocina. Se crio entre los fogones de Martín Berasategui y recuerda aquella época dorada del Zalacaín: “Yo me he criado adorando el Zalacaín, era el mejor, el mítico, el emblemático”. El restaurante llegó a acumular tres estrellas Michelín y se convirtió en el primero de España en conseguirlo. Fue perdiéndolas poco a poco, pero nunca perdió su elegancia y su preferencia por la gente más influyente de la capital. En sus mesas se han reunido banqueros y empresarios. Sobre su moqueta se han cerrado negocios, acordado pactos y empezado miles de historias.

Ahora Zalacaín reabre sus puertas con las mesas llenas. Urrechu promete mantener la esencia del restaurante y actualizar aquellos platos que lo necesitan: “Hay que traerlos a 2021, pero esa es mi labor”. Continúan las patatas suflé, los raviolis de setas y el búcaro don Pío. El chef mantendrá el estilo de la cocina vasco-navarra con toques afrancesados y asegura que se encargará de mantener el espíritu del Zalacaín: la mayoría de la plantilla continúa trabajando, incluido su indispensable jefe de sala, Roberto Jiménez, que lleva 35 años en el restaurante. “No puedo estar más ilusionado”, dice Urrechu. Pasen y coman.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo