Un millón más de euros para conservar los restos del Palacio de Godoy

El Ayuntamiento de Madrid cambiará de sistema para construir el nuevo túnel de Bailén y preservar los vestigios arqueológicos hallados

Obras en la Calle Bailén de Madrid

Obras en la Calle Bailén de Madrid 

Ramón García Pelegrín

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:26

El importante valor arqueológico e histórico de los restos del Palacio Godoy, encontrados desde hace cinco meses y su extraordinario estado de conservación. Esas han sido las razones que han llevado al Ayuntamiento madrileño a proponer la conservación e integración de estos vestigios arqueológicos del siglo XVIII pertenecientes al Palacio de Manuel Godoy, el que fuera valido del Rey Carlos IV. 

En declaraciones a COPE, la delegada de Obras y Equipamientos del consistorio, Paloma García Romero, asegura que merece la pena el coste económico y de tiempo que supondrá preservar estos restos: “costará muy poco dada la importancia histórica de estos vestigios.  Hasta ahora el coste de la reforma de la Plaza de España ascendía a sesenta millones de euros. Ahora, con esta actuación, ponemos a disposición de todos la Historia de Madrid por una cantidad inferior al millón de euros. Respecto al plazo de tiempo, esta decisión de preservar los restos arqueológicos puede alargar solo un mes estas obras, cuya conclusión estaba prevista para la primavera de 2021. Es muy poco y merece la pena”, remata la concejala de Obras y Equipamientos. 

La conservación de estos restos obligará a los ingenieros a modificar el sistema de construcción del túnel: “la verdad es que este sistema belga se va a aplicar en Madrid por primera vez”, subraya García Romero, “aunque después de lo que se hizo  con los proyectos de Calle 30 y Madrid Río todo está estudiado”. La concejala nos explica grosso modo en qué consiste el sistema belga: “la excavadora baja mas metros en el túnel y se colocan una serie de pilares horizontales que protegen a los restos arqueológicos”.

Ahora la pelota está en el tejado de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid pero las conversaciones con el Ayuntamiento van por buen camino. La arqueóloga y directora de la excavación, Esther Andreu, nos cuenta que los restos hallados -sótanos, escaleras y enlucidos en las paredes- presentan un excepcional estado de conservación y que ahora habrá que pensar en cómo exponerlos y explicarlos. Para Andreu, “la Dirección General de Patrimonio debe de estar trabajando más en la forma de exponer y explicar estos restos que en debatir la conveniencia de conservarlos, algo sobre lo que no hay dudas”. 

Lo más