Boletín

Los puntos a favor y en contra de abrir el Metro de Madrid 24 horas

En la actualidad, el servicio de metro cubre el horario comprendido entre las 6 de la mañana y la 1:30 de la madrugada 

Los puntos a favor y en contra de abrir el Metro de Madrid 24 horas

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:02

Es uno de los debates que más tiempo lleva entre los vecinos de Madrid: la apertura 24 horas del servicio de Metro de Madrid. El suburbano de la capital de España tiene un horario comprendido entre las 6:00 de la mañana y la 1:30 de la madrugada, dejando a la ciudad sin servicio en un espacio de tiempo de 4:30.

Durante esas horas de la noche la única forma de moverse por la ciudad, en transporte público, es a través de las líneas nocturnas de autobús, cuyos tiempos de espera también se ven afectados respectos a las líneas diurnas.

Por estos y otros motivos, algunos partidos políticos llevaban en su programa electoral el servicio continúo de Metro de Madrid durante las 24 horas del día. Por ejemplo, el candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado propuso a principios del mayo esta iniciativa con el objetivo de "ofertar seguridad al ocio nocturno de la ciudad y dar una alternativa a los jóvenes de la ciudad para llegar antes a casa”.

Ante esta propuesta, el presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Pedro Rollán, señaló que la propuesta era “populista” y tendría un coste de 50-60 millones para un número de usuarios “francamente bajo”, además "afectaría de manera destacada las tareas de mantenimiento". Pero en los ciudadanos de a pie continúa el debate y la división en relación a esta medida.

A pesar de que otras grandes ciudades del mundo mantienen sus servicios metropolitanos de forma interrumpida, en la Capital de España el porcentaje de viajeros que viajaría en el horario nocturno hace que esta medida no se lleve hacía delante.

Las principales ventajas que provocaría una apertura continúa es la conexión directa de las zonas periféricas de Madrid, dotas con paradas de Metro, con el centro de la ciudad. Evitando así el tráfico urbano. Pero en relación a este punto muchos dudan sobre qué cantidad de viajeros habría un lunes o un martes laborable.

Otro de los puntos a favor es el precio. Las principales opciones de transporte por la noche en Madrid son los autobuses, pero también son muchos los que optan por el servicio de taxis o VTC. Es un servicio más como y también más rapido, pero el problema viene a la hora de pagar. Un trayecto en uno de estos servicios puede ser entre 4 y 12 euros más caro que el viaje en el suburbano.

En los contras podemos encontrar dos: el precio y el mantenimiento: en primer lugar, 'no cerrar' el Metro de Madrid supondría un notable aumento en los gastos: teniendo en cuenta plantilla de transporte, seguridad y limpieza, esta última opción debería ser muy reforzada para poder ofrecer un servicio óptimo de forma constante.

Por otro lado, el mantenimiento es otra pieza clave en este puzzle. Tanto las estaciones como las vías y también los vagones necesitan ciertas revisiones de forma periódica. Por lo que no emplear esas 4 horas y media que hay entre 'jornada y 'jornada' provocaría un importante desgaste que se vería reflejado también en la cuantía económica.

Lo más