Los cien primeros días de Ángel Garrido al frente de la Comunidad de Madrid

Garrido asumió el cargo el pasado 21 de mayo después de la renuncia de la anterior presidenta madrileña, Cristina Cifuentes

Ángel Garrido toma posesión de su cargo

 Ángel Garrido toma posesión de su cargo en la Comunidad de Madrid (EFE)

Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:47

El presidente madrileño, Ángel Garrido, ha destacado la "estabilidad" en sus cien primeros días al frente del Ejecutivo, tras "una situación complicada de cambio de Gobierno en la Presidencia de la Comunidad de Madrid".

Así lo expresó este martes en la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo Gobierno, tras sus vacaciones de verano que comenzó el 3 de agosto y que interrumpió para asistir a los actos en honor de la Virgen de la Paloma.

A diferencia de su predecesora, Cristina Cifuentes, se ha ido de vacaciones para estar en su casa con sus hijos buena parte del tiempo, hacer escapadas al campo y viajar a Galicia.

Garrido asumió el cargo el pasado 21 de mayo después de la renuncia de la anterior presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, tras varias semanas envuelta en la polémica por su máster de la Universidad Rey Juan Carlos y después de que se difundiera un vídeo en el que se le atribuye un hurto en un supermercado en 2011.

El presidente regional ha apuntado que el cambio en la Presidencia de la Comunidad podría haber suscitado el temor de que produjera "una cierta inestabilidad o algún deterioro en los índices de confianza económica o social" de la región.

Sin embargo, ha resaltado, los datos del segundo trimestre de contabilidad regional reflejan que "no solo no es así, sino que las cosas han ido a mejor, que se crece más, se crea más empleo y que hay confianza en el proyecto del Gobierno que tengo el honor de encabezar".

Garrido ha explicado que lleva cien días como presidente de la Comunidad de Madrid, pero ya llevaba más de tres años trabajando en el Consejo de Gobierno, al igual que la mayor parte de las personas que integran el Gabinete, por lo que el suyo "no deja de ser una continuación" del proyecto anterior, aunque se han introducido novedades como la creación de la Consejería de Justicia o la mejora del proyecto de rebaja fiscal.

UN HOMBRE "TRANQUILO"

Este miércoles, Garrido ha destacado su carácter "tranquilo" y su deseo de "no crear problemas donde no los hay" al cumplirse cien días al frente del Gobierno regional, donde llegó en sustitución de Cristina Cifuentes, con la que ejercía como 'número dos'.

Preguntado sobre sus diferencias con Cifuentes durante una visita al Hospital Gregorio Marañón para presentar las obras de reforma del centro, Garrido ha respondido que "cada persona tiene su estilo de hacer las cosas".

"Soy una persona tranquila, que procuro aportar tranquilidad y transmitirla, eso es importante en política", ha comentado.

En su opinión, la política actual está "demasiado acostumbrada a juegos de plato" y cree que los políticos tienen que "trabajar sin inventar la rueda cada día".

"Ése es nuestro trabajo. Solucionar problemas y hacerlo con una cierta tranquilidad, sin crear estrés ni problemas donde no los hay", ha sostenido.

En estos cien días como presidente de la Comunidad de Madrid ha destacado la "estabilidad" y la "confianza" que, a su juicio, ha aportado su Gobierno.

Además, ha señalado que ha habido "continuidad con proyectos que merecía la pena continuar", aunque también han introducido "alguna cosa nueva". 

Lo más