Boletín

"Si continúas con el embarazo en estas condiciones, te retiraremos al niño"

Esta mujer venezolana denuncia presiones de los asistentes sociales para obligarla a abortar

ctv-yow-aborto

Redactora de la sección Madrid

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 16 mar 2019

Rosa, nombre ficticio, es una mujer venezolana sin recursos que también ha denunciado presiones por parte de los asistentes sociales de un ayuntamiento del sur de la región para que abortara. Le hemos distorsionado la voz porque teme represalias; Rosa recibe una subvención del ayuntamiento. Vino de Venezuela huyendo de la situación de su país y comenzó a trabajar en Madrid, pero perdió su empleo al quedarse embarazada. No podía pagar la habitación que tenía alquilada y tampoco aceptaban a mujeres embarazadas. "El niño lloraría y haría ruido", alegaban. Buscó ayuda en los servicios sociales de un ayuntamiento del sur de la región en la que está empadronada, pero la única opción que le daban era abortar. Incluso le llegaron a amenazar. Si tenía el niño, se lo iban a quitar.

Dice que se sintió violentada, ultrajada, humillada. Le insistían en que no se lo tenía ni que pensar. Sin embargo, Rosa no se podía explicar que hubiera que abortar a un niño por falta de dinero. No estaba pidiendo más que algún recurso que le permitiera seguir adelante con su embarazo. "Solo quiero que nazca un niño", decía, pero para ellos el niño no era nada. Sintió que el mundo se caía encima. Estaba desesperada hasta que  encontró la Fundación Madrina que le ha ayudado a seguir adelante. Rosa está de 8 meses. Le han ofrecido compañía, alimentos, techo y ayuda para encontrar trabajo.

Fundación Madrina, línea 24h. Teléfono: 900 64 91 98.

Lo más