Boletín

30 DE JULIO 2019

Veinte años de Mohamed VI en el trono

Los marroquíes festejan la continuidad de un sistema de monarquía parlamentaria que ha sabido dar estabilidad al país

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 02:06

Marruecos celebra hoy el veinte aniversario de la coronación del rey Mohamed VI. No puede decirse que el soberano marroquí goce de una gran popularidad como la que tuvo su abuelo Mohamed V, artífice de la independencia del país. Pero más que al rey, los marroquíes festejan la continuidad de un sistema de monarquía parlamentaria que ha sabido dar estabilidad al país después de las turbulencias que marcaron la larga época de su padre, Hasán II, que impusieron una cultura del miedo. En los últimos años Marruecos se ha modernizado económica, social y culturalmente, con la incorporación paulatina de la mujer en la vida política y cierto respeto del juego democrático.

El rey ha impulsado dos ambiciosos Planes sobre la promoción del diálogo interreligioso, la tolerancia y la lucha contra la discriminación que han sido reconocidos por la ONU como un ejemplo a seguir y que dieron particular relieve a la reciente visita del Papa Francisco a Rabat. No obstante, no han faltado brotes de violencia social como los ocurridos años atrás en el Rif, cuyos líderes han sido ahora liberados con ocasión de la fiesta. Tampoco escapa Mohamed VI a las críticas por su apego al lujo y la misteriosa desaparición de la escena pública de su mujer, Lal-la Salma, lo que desmiente su aparente progresismo social. En todo caso, la estabilidad política de nuestro vecino es hoy una baza para la seguridad de Europa pese a que aún sigue vivo el conflicto del Sahara.

Lo más