• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

23 DE JULIO

¿A qué ha venido usted aquí?

Un discurso plagado de referencias a un progresismo tan hueco como dulzón

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:13

El candidato Pedro Sánchez ha abierto el debate de investidura con un discurso plomizo, lleno de frases altisonantes, pero sin ninguna claridad en lo que se refiere a los grandes retos que debe afrontar la sociedad española. Un discurso plagado de referencias a un progresismo tan hueco como dulzón, en el que ha pretendido proyectar sombras absurdas sobre los partidos del centro-derecha mientras eludía cualquier compromiso con su socio preferente, Unidas Podemos.

Si decepcionantes resultan los capítulos sobre economía, sistema de bienestar o educación, el silencio sobre la cuestión catalana resulta completamente incomprensible, más aún, irresponsable. Sánchez no ha querido hacer una sólida propuesta de política constitucionalista, destinada a buscar grandes pactos de Estado en materias de urgencia dramática. Tampoco ha querido, o podido, plantear un programa coherente para sus hipotéticos socios de la extrema izquierda y del independentismo.

Se comprende la pregunta que le ha lanzado a bocajarro el líder de la oposición, Pablo Casado: “¿a qué ha venido usted aquí?”; y la denuncia de que durante todo su discurso no había querido ver en la habitación “al gran elefante morado con lazo amarillo”. Sánchez se encuentra en medio de su laberinto, mientras Podemos y los secesionistas catalanes ponderan el beneficio de sostener con alfileres a un Presidente débil y prisionero de sus maniobras.

Lo más