29 noviembre

Nada cambia en Cuba

Ni los embargos, ni las restricciones de combustible, ni la falta de medicinas y alimentos han podido acabar con el régimen de los Castro

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:24

José Daniel Ferrer es el fundador de la Unión Patriótica de Cuba, un movimiento de oposición al castrismo. Fue detenido en 2003 junto a otros 75 cubanos en la llamada Primavera Negra por el delito de apoyar el Proyecto Varela de transición a la democracia, entonces liderado por Oswaldo Payá. Ferrer pasó ocho largos años en la cárcel hasta ser liberado en 2011. Desde entonces ha estado vigilado, aunque en libertad. El l pasado 1 de octubre fue detenido nuevamente, acusado de secuestro, detención y malos tratos contra un ciudadano cubano.

“El castrismo quiere sacar a Ferrer de la calle”, dice su familia. Por eso la televisión castrista y el periódico Gramma distorsionan las imágenes de su persona y le condenan sin que haya mediado juicio alguno. El Parlamento europeo, sin el apoyo del grupo socialista, ha solicitado formalmente la liberación de Ferrer. La Resolución pide, además, que se exija formalmente a Cuba que cumpla con las obligaciones contraídas en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación que la UE firmó con Cuba en 2016.

Ferrer es la imagen de la oposición cubana que Díaz Canel no está dispuesta a tolerar. El Parlamento Europeo hace lo que es debido, pero en Cuba pasan los años y nada cambia. Ni los embargos, ni las restricciones de combustible, ni la falta de medicinas y alimentos han podido acabar con el régimen de los Castro. Parece como si la dictadura fuera inevitable y a los opositores no les quedara otro destino que cárcel, el exilio o la muerte. El mundo libre no puede seguir mirando hacia otro lado.

Lo más