Boletín

13 DE SEPTIEMBRE

Llamada de atención del BCE

Línea Editorial del viernes 13 de septiembre de 2019

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 18:30

El Banco Central Europeo acaba de enviar un mensaje claro a los gobiernos y a los ciudadanos europeos: se acerca una crisis y hay que poner en marcha las medidas necesarias para frenar sus efectos. Mario Draghi, que dejará este próximo mes la presidencia del órgano regulador después de ocho años, se ha impuesto en el consejo y ha ordenado que el BCE ponga en marcha un conjunto de estímulos a la economía. Entre ellos hay dos que son clave: rebajar los tipos de interés, que caen hasta medio punto, y la compra de 20.000 millones de euros al mes en bonos de deuda pública y privada. A estas medidas se suma una que afecta a los bancos, dado que aumenta el coste por tener depositada su liquidez en el Banco Central Europeo.

Esta decisión del órgano regulador de la economía monetaria europea es un mensaje claro a los gobiernos para que reaccionen de manera eficaz y rápida. Un mensaje que tiene un particular destinatario, Alemania, a cuyo Ejecutivo se le pide que inyecte en su ralentizada economía algo de dinero. A tenor de la rápida decisión de Mario Draghi parece que se han aprendido algunas lecciones de la crisis de 2008 y ahora se está actuando desde los primeros síntomas de recesión. Sería conveniente que algunos gobiernos, como el español, se den por aludidos y se pongan a trabajar, en lugar de esconder unos riesgos que cada vez son más evidentes.

Lo más