Línea Editorial: Los niños, blanco del horror en Yemen

Urge sacar a Yemen del olvido, denunciar y ponerlo en el foco de la opinión pública para que se conozca con detalle y criterio lo que allí está sucediendo

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 06:17

El horror se ha recrudecido esta semana en Yemen. Un bombardeo al norte del país, en la ciudad de Saada, principal bastión de los rebeldes, ha dejado medio centenar de muertos, de los cuales casi una treintena eran niños. La coalición encabezada por Arabia Saudí ha reivindicado el ataque y lo ha justificado como una respuesta a los misiles lanzados previamente por los rebeldes hutíes. El ataque es el enésimo capitulo del conflicto armado que enfrenta al movimiento rebelde, respaldado por Irán, y a la coalición que apoya al Gobierno del presidente Mansur al-Hadi.
Sumido en la más extrema pobreza, al sur de la península arábiga, Yemen es un territorio olvidado, tablero estratégico de los intereses enfrentados de Irán y Arabia Saudí, que vive el drama de la difícil convivencia entre la población de origen saudí sunita y la iraní chiita, y que se desangra en la que la ONU ha calificado ya como la peor crisis humanitaria del mundo. 

ESCUCHA AQUÍ LA LÍNEA EDITORIAL

Desde 2015, la guerra yemení ha causado más de diez mil muertos y millones de desplazados, en una réplica cruel del conflicto, también azuzado por el yihadismo, que está asolando Siria.

La comunidad internacional ha mostrado repetidamente su impotencia para hacer frente a la tragedia, entre otras causas por la cantidad de intereses cruzados que existen, no solo a nivel geoestratégico sino también en los aspectos más prácticos, como el terrible tráfico de armas que surte a las partes en conflicto. 

Urge sacar a Yemen del olvido, denunciar y ponerlo en el foco de la opinión pública para que se conozca con detalle y criterio lo que allí está sucediendo. Urge, como se ha vuelto a hacer esta semana desde Naciones Unidas, seguir clamando para parar la tragedia y abrir vías de diálogo. Y mientras llega la ansiada solución, urge exigir que al menos se tomen las medidas apropiadas para proteger a los civiles, particularmente a los niños, que también en esta ocasión están siendo utilizados como medios en la barbarie.

Lo más