COPE

Línea editorial: "La hora de poner coto a Facebook"

Con el matiz de que Facebook y sus filiales WhatsApp e Instagram ejercen una posición de cuasi monopolio y son una plataforma de la que dependen millones de empresas

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 23:25

La tormenta no amaina para Facebook. El lunes declarará ante el Parlamento británico una ingeniera de datos que contará cómo la manipulación política y la difusión de informaciones falsas no son un efecto indeseado, sino un pilar del negocio de esta red social. Será unos días después de que otro exempleado suscitara en Washington un raro consenso entre demócratas y republicanos, indignados con los métodos del gigante tecnológico. Facebook impone a los demás pesados códigos éticos, pero incumple los suyos propios y actúa sin transparencia.

Es lo que acaba de saberse que ocurrió con un estudio interno sobre Instagram, su red de fotografías. La conclusión fue que ejerce una perversa influencia en chicas adolescentes, pero los responsables de la compañía ocultaron los hallazgos. Lo mismo que hicieron con las advertencias de que los algoritmos de Facebook generan polarización política y social, fomentando una comunicación equivalente a la comida basura, quizá sabrosa pero dañina salvo en dosis muy reducidas.

Con el matiz de que Facebook y sus filiales WhatsApp e Instagram ejercen una posición de cuasi monopolio y son una plataforma de la que dependen millones de empresas. Hasta hace poco parecía impensable que el mundo se pusiera de acuerdo en unos impuestos mínimos para gravar a las multinacionales. Sucedió. Ahora puede haberles llegado el turno a los algoritmos de las redes sociales.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo