Boletín

31 julio 2019

Irresponsabilidad de Boris Johnson

Las primeras actuaciones políticas de Boris Johnson no han hecho más que sembrar inquietud e incertidumbre en el ya de por sí inestable equilibrio político

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:21

La insistencia del nuevo primer ministro británico, Boris Johnson, de desconectarse de la Unión Europea “pase lo que pase”, el próximo 31 de octubre, está produciendo unos efectos nefastos tanto para la política internacional como para las bolsas europeas. A la mayor caída de la libra esterlina desde 2016 se suma una bajada en los mercados europeos, de la que no se ha librado la bolsa española, que ha vivido ayer la peor jornada del año. Son datos que hay que relacionar con las perspectivas del Banco Central Europeo que ha ratificado un peor horizonte económico que el que se pensaba hace unos meses, lo que va a obligar al banco regulador a tomar una serie de medidas extraordinarias.

Las primeras actuaciones políticas de Boris Johnson no han hecho más que sembrar inquietud e incertidumbre en el ya de por sí inestable equilibrio político europeo. La decisión de anular el plan de inversiones de 300 millones de libras en Escocia, el territorio más contrario a una salida del Reino Unido de la Unión Europea, y la amenaza a la Comisón para que cambie su idea de evitar una frontera dura en Irlanda, colocan las negocaciones del Brexit en el peor escenario.

El discurso populista y nacionalista de Johnson está creando una fuerte frustración política y una no menor polarización de la sociedad. Con sus declaraciones que van de la extravagancia a la ofensa, Boris Johnson está entrando en el terreno de una irresponsabilidad cuya factura tendrán que pagar todos los europeos, pero en primer lugar los británicos.

Lo más