18 de enero

Cisma en Podemos

Hace cinco años que Podemos apareció en el escenario electoral recogiendo el descontento de una parte de la sociedad española. 

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:03

El progresivo declive de Podemos tiene ya un antes y un después: el anuncio de uno de sus fundadores, Íñigo Errejón, de presentarse como candidato a la Comunidad de Madrid por la nueva formación política que lidera la alcaldesa Manuela Carmena. Esta decisión ha provocado un cisma en toda regla en el partido de Pablo Iglesias, que se apresta a presentar una candidatura alternativa a la CAM. Iglesias es rehén tanto de su ambición política como de las formas autoritarias de controlar un partido roto por los personalismos, las luchas de poder y la ausencia de real democracia interna. Por cierto, lo que ha ocurrido ahora en Madrid ya había pasado en Cataluña, Navarra, Andalucía, Cantabria y La Rioja.

Hace cinco años que Podemos apareció en el escenario electoral recogiendo el descontento de una parte de la sociedad española. Nació con la bandera de una supuesta regeneración desde la izquierda populista contra la vieja política, la corrupción, el bipartidismo y el régimen del 78. Hoy se ha convertido en un partido lleno de contradicciones, de incoherencia entre el discurso y las actitudes personales de sus líderes, solo sostenido por una ideología demagógica que suena a rancia y que se ha alineado con el separatismo para acabar con la Constitución del 78. Los cálculos de Errejón y el oportunismo de Carmena, ya tentada en su momento por el PSOE, pueden dar la puntilla a un partido que se ha convertido en la caricatura de sus desmesuradas promesas.  

Etiquetas

Lo más