Boletín

15 de marzo

El Ayuntamiento de Madrid debe dar una respuesta

 

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 12:38

La cadena COPE ha hecho pública la dramática historia de María, nombre ficticio de una mujer peruana, indigente, que acudió a los servicos del SAMUR Social, organismo dependiente del Ayuntamiento de Madrid, en búsqueda de ayuda. Al ponerse de manifiesto su embarazo, se encontró con la reiterada invitación a abortar, hasta el punto de que los trabajadores de este servicio municipal la llevaron a la Clínica Dator. Ante la resistencia de María le plantearon crudamente que, si no se sometía al aborto, podía quedar en una situación de desamparo. Sin embargo María recurrió a la Fundación Madrina, una ONG de ayuda a la mujer embarazada donde está recibiendo la ayuda necesaria para encontrar trabajo y llevar a buen término su embarazo. 

La Cadena COPE ha intentado sin éxito que el Ayuntamiento de Madrid  ofrezca su versión de lo ocurrido y aclare si se trata de una actuación aislada de algún profesional o forma parte de un protocolo de actuación interno. Hasta el presente no hemos tenido respuesta. El hecho de que trabajadores de un servicio público que depende del Ayuntamiento de Madrid presionen a mujeres inmigrantes para que aborten, abusando de su estado de necesidad, repele a cualquier conciencia ciudadana. El SAMUR social, organismo público financiado por todos los madrileños, debiera ser ejemplar en su práctica profesional. Presionar a las mujeres inmigrantes para que aborten es una medida antisocial contraria a la dignidad humana.

Etiquetas

Lo más