La misteriosa historia del pueblo donde aparecen sobres llenos de dinero

Durante seis años, los habitantes Blackhall Colliery han estado encontrando sobres llenos de dinero en las calles del pueblo

ctv-m8n-77214260 2591970094214925 596191217880924160 o

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 08:58

El misterio comenzó un día de 2014, cuando un habitante del pequeño pueblo de Blackhall Colliery, en el Reino Unido acudió a comisaría para explicar que se había encontrado un sobre con 2.000 libras esterlinas (unos 2.340 euros) en su interior

Los investigadores de la Policía del condado de Durham comenzaron a investigar, pensando que quizás se trataba de algún tipo de pago por algún asunto ilegal que no había llegado a su destinatario.

Unas semanas después, su teoría se desvaneció cuando otro habitante del pueblo se presentó con un sobre similar, abriendo para a un misterio que ha costado casi seis años resolver.

ctv-zwo-the main street at blackhall colliery

El pequeño pueblo de Blackhall Colliery se llenó de dinero de origen desconocido

A partir de entonces, se volvió habitual que los habitantes del pueblo encontraran sobres con dinero en los lugares más insospechados: en un banco del parque, en la parada del autobús, en la puerta del pub... Cada vez en un lugar distinto, pero siempre a la vista, para que el que pasará por allí pudiera encontrarlos.

Mientras tanto, la Policía seguía una exhaustiva investigación para encontrar el origen de ese dinero desconocido. Comenzaron a entrevistar a todos los habitantes del pequeño pueblito, interrogaron a los trabajadores de la sucursal bancaria y de la oficina de correos, y analizaron los billetes encontrados en busca de huellas dactilares que reflejaran su anterior propietario, pero, durante seis años, la búsqueda fue inútil.

Comenzaron a surgir las especulaciones más variadas. Desde el diario británico The Guardian se llegó a especular con que el dinero proviniera de un traficante de drogas local que quería purgar sus pecados ayudando a la comunidad. El detective Forster, uno de los investigadores del caso, aseguraba: "Espero que esto sea producto de un benefactor anónimo que quiere ayudar a su comunidad y no de alguien conectado con la criminalidad".

El pasado 18 de noviembre, la Policía pidió ayuda a través de Facebook para resolver el misterio del dinero encontrado.



Blackhall Colliery, un pueblo con serios problemas económicos

Mientras tanto, los habitantes vivían en el continuo dilema moral de qué hacer si se encontraban uno de estos sobres con 2.000 libras. Lo correcto parecía entregarlo, pero, ¿y si la persona que está dejando el dinero quiere que los habitantes del pueblo se lo queden?

Blackhall Colliery lleva años sufriendo problemas económicos, con una tasa de paro tres veces superior a la del Reino Unido, y muchas personas jubiladas o con una incapacidad permanente. Sin embargo, a lo largo de estos años, 13 sobres llenos de dinero han sido entregados por los habitantes a las autoridades, lo que ha hecho que sus habitantes se autodenominen como "el pueblo más honrado del país".

La Policía descubre de dónde viene el dinero

Una mañana dos personas se presentaron ante la Policía del condado de Durham para contar que ellos eran los responsables de los sobres de dinero encontrados. Según explicaron a los agentes, habían obtenido una gran cantidad de dinero de forma inesperada y querían devolver algo a la sociedad.

Aunque no eran residentes de Blackhall Colliery, uno de los habitantes del pequeño pueblito les había prestado una gran ayuda en el pasado y querían devolver al pueblo el amor recibido.

Desde el año 2014 repartían sobres de 2.000 libras, en lugares del pueblo. En muchos casos, según explicaron, los dejaron deliberadamente en lugares donde sabían que iban a ser encontrados por personas que lo necesitaban, sobre todo pensionistas y gente que tenía serios problemas económicos.

Los benefactores se quedaban escondidos observando para asegurarse de que el dinero llegara a las manos adecuadas.

Después de que el caso saliera a la luz, y de descubrir que los beneficiarios estaban devolviendo el dinero encontrado, decidieron ir a comisaría para revelar su identidad, y pedir a los que recibieran los sobres que aceptaran el dinero.

El detective Forster, que estaba llevando la investigación ha declarado: "Estoy muy contento de que tengamos la solución a este misterio y de que hayamos podido descartar que el dinero tuviera una conexión criminal. Me gustaría agradecer a los buenos samaritanos el habernos contactado y a los honrados residentes de Blackhall que han devuelto el dinero. A partir de ahora, recomendaremos a los que reciban estos sobres que se los queden".

Es lo que los que dejaron los sobres llenos de dinero querían en un primer momento.



Lo más