Sánchez realiza su primera visita oficial a Berlín

Sánchez se reunirá este martes con Angela Merkel

Sánchez se reunirá este martes con Angela Merkel EFE

Corresponsal de COPE en Berlín

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 09:15

Será la foto del día, aunque seguramente poco más que una foto. En un momento en el que los socios europeos se esfuerzan por avanzar en una solución común a la crisis migratoria que afecta al viejo continente, la canciller alemana, Angela Merkel, recibe en Berlín este martes por primera vez al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que expresará su apoyo a una “solución europea y solidaria”, pero que estará mucho más pendiente del emergente núcleo de influencia París-Madrid-Lisboa que de las necesidades de Alemania.

La prioridad más urgente de Merkel es evitar la migración secundaria, la práctica generalizada de extranjeros que piden asilo en otros países de la UE con el único objetivo de llegar después a Alemania. Dada la falta de consenso a 28, la canciller necesita ir solucionándolo a parches con acuerdos bilaterales de readmisión. Además está la propuesta de los centros de concentración o portales de desembarco en suelo europeo, dado que la idea inicial de llegar a acuerdos con Libia se ha topado con complicaciones. España y Francia están de acuerdo, pero nadie se atreve a ponerle el cascabel al gato. Nadie sitúa en el mapa europeo la localización de los centros ni se pronuncia sobre su seguramente generosa financiación. Y el tercer asunto concreto que Merkel desea poner sobre la mesa es la protección de las fronteras exteriores de la UE. Austria ha propuesto desplegar su ejército en los Balcanes, Italia y Grecia para poner orden y el joven Sebastian Kurz no es alguien a quien se pueda decir sencillamente que no, sobre todo durante su presidencia por turno, en la que espera brillar a escala europea. Por eso es necesario plantear una alternativa con resultados similares y bajo control de las potencias europeístas. Y en todos estos puntos, Merkel buscará la empatía de Sánchez, en la segunda ocasión en que ambos líderes coinciden, después de participar el domingo Bruselas en la cumbre informal sobre migración de 16 jefes de Estado y Gobierno, que finalizó este domingo sin resultados concretos.

Como manda el protocolo, Sánchez será recibido en la cancillería alemana con honores militares. Se presentará ante Merkel como un aliado con gran vocación europeísta dispuesto a avanzar en soluciones comunes y en un reparto solidario de las cargas migratorias. A las puertas del Consejo Europeo de finales de esta semana, Sánchez aprovechará para defender la postura de un país que cuenta con experiencia en migración y que a mediados de la década del 2000 sufrió su propia crisis cuando pateras africanas abordaban a diario a sus costas. Con su posición proeuropea, Pedro Sánchez dará oxígeno a una canciller en momentos bajos que se ve obligada a negociar a contrarreloj una solución a esta crisis migratoria debido a la presión interna que sufre en casa y que podría hacer caer su GobiernoHorst Seehofer, su ministro de Interior y socio perteneciente a la familia conservadora alemana, ha dado de plazo a la canciller hasta el Consejo Europeo de finales de esta semana para lograr una solución europea que sirva para gestionar la llegada de refugiados al país.

Lo más