COPE

Las grandes citas como objetivo terrorista

El terrorismo yihadista busca el máximo daño personal con el mínimo de recursos, por lo que buscan fechas y eventos señalados con gran asistencia de gente

Objetivo: grandes citas

Entrada de la sala Bataclán de París, en las horas posteriores al atentado que sufrió en noviembre de 2015EFE

Miguel Palazón
@MiguelPalazon

Redactor COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:17

De confirmarse que el tiroteo de Estrasburgo (Francia) es un atentado de corte yihadista, se cumpliría una de las tendencias habituales en este tipo de ataques: causar el mayor número de víctimas civiles con recursos limitados.

En este caso, y como ya ocurriera en Berlín en 2016, contra un mercadillo navideño. Aquel 19 de diciembre 12 personas murieron cuando un camión arrolló un recinto de este tipo en la capital alemana. En aquella ocasión, el autor del atentado robó el vehículo y entró en el mercado llevándose puestos y todo lo que encontró por delante.

Otra cita señalada en la que el yihadismo extremista hizo mucho daño fue el 14 de julio de 2016. Francia celebraba, como cada año, su Fiesta Nacional, cuando, con otro camión, un terrorista atropelló a cientos de personas en el Paseo de los Ingleses de Niza. Allí se concentra cada año la multitud para ver los fuegos artificiales. El autor del ataque lo sabía, buscó provocar el máximo número de víctimas y lo consiguió: mató a 86 personas e hirió a más de 400. El camión, en este caso, fue alquilado tres días antes.

Además de fechas señaladas, como la Navidad o festividades como el Día Nacional de Francia, el terrorismo yihadista busca atacar lugares atestados de gente. Un ejemplo de ello es que la cadena de atentados del 13 de noviembre de 2015 en París tuviera como objetivos el Stade de France, donde 80.000 personas veían el partido de fútbol entre Francia y Alemania, o la sala de conciertos Bataclán, donde cientos de personas disfrutaban del concierto de Eagles of Death Metal. El fatídico resultado: 130 muertos y más de 350 heridos.

Otro evento musical afectado por el terrorismo fue el concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en Manchester (Reino Unido). La artista congregaba a miles de personas en el pabellón Manchester Arena cuando un suicida, Salman Abedi, se inmoló, llevándose consigo la vida de 22 personas e hiriendo a 116.

Más allá de citas señaladas, es evidente que las grandes aglomeraciones e infraestructuras son objetivo de este tipo de terrorismo. El caso más reciente es el atentado en Las Ramblas de Barcelona o en el aeropuerto y metro de Bruselas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar