Marruecos lleva a cabo varias redadas contra la inmigración

Las autoridades marroquíes interceptan a 20 subsaharianos que intentaban entrar en las Islas Chafarinas

Marruecos lleva a cabo varias redadas contra la inmigración

 

Agencias COPE.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:27

La gendarmería marroquí abortó la pasada madrugada un intento de entrada de veinte inmigrantes subsaharianos en las Islas Chafarinas, un pequeño archipiélago de soberanía española situado frente a la costa de Alhucemas.

Según dijeron fuentes de seguridad en la región, los inmigrantes -entre los que había mujeres y niños- se encontraban en la playa de Asri, a 4 kilómetros al este de Alhucemas, desde donde iban a pasar al islote de Tierra, el más cercano de los tres de las Chafarinas a la costa marroquí.

Cuando se percataron de que habían sido descubiertos, los subsaharianos lanzaron piedras contra los agentes de la Gendarmería y de las Fuerzas Auxiliares, para huir a continuación por los bosques de las montañas cercanas.

Las fuentes no aclararon si los inmigrantes fueron finalmente detenidos.

Esta operación en la costa rifeña es una de tantas registradas en el último mes en toda la costa norte de Marruecos, y principalmente en Tánger, y que se han traducido en el traslado masivo de inmigrantes hacia ciudades del sur de Marruecos, según ha reconocido el gobierno marroquí.

Desde esas ciudades del sur, el gobierno planea ahora devolver a los emigrantes en situación ilegal a sus respectivos países de origen, todo ello con la colaboración de las embajadas africanas en Rabat, pero no así de la Organización Internacional de Migraciones (OIM, organismo de la ONU), que en el pasado ha organizado repatriaciones pero siempre con carácter voluntario.

Lo más